Sigue a

proteinas


Clásicamente en los desayunos las proteínas derivan de leche, yogur o queso, pero si eres intolerante a la lactosa, tienes alergia a las proteínas de la leche o bien no consumes lácteos por otra razón, hoy te damos algunas opciones de proteínas no lácteas para incluir en el desayuno.

Podemos encontrar proteínas de origen animal no lácteas como el huevo que puede incluirse de diferentes formas en el desayuno, o también podemos incorporar carnes como atún, pavo, jamón serrano, entre otros.

Para los vegetarianos, también podemos nombrar algunas proteínas no lácteas de origen vegetal para el desayuno como son la avena, las frutas secas, las semillas o las legumbres.

Incluso en éstos últimos podemos complementar proteínas consumiendo por ejemplo unas tostadas con un salteado de legumbres por encima. También tenemos la opción de mezclar almendras, avena y semillas varias en un tazón con yogur.

Otra alternativa es elaborar untar tostadas con puré de garbanzos por ejemplo o puré de cacahuetes.

Las proteínas son importantes si queremos lograr un desayuno equilibrado y saludable, por eso, es fundamental que se incluyan aunque no seas consumidor de lácteos, pues hay muchas proteínas no lácteas que pueden integrar tu desayuno.

Imagen | Larry Page

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios