Compartir
Publicidad

La EFSA recomienda no más de cinco cafés al día

La EFSA recomienda no más de cinco cafés al día
4 Comentarios
Publicidad

El café, además de ser una bebida de la cual podamos disfrutar de su sabor, en el ámbito del deporte es una excelente ayuda ergogénica, ya que disminuyen la fatiga y aumentan la capacidad de rendimiento físico y además, en el camino hacia la pérdida de grasa, ayuda a la movilización de la grasa del tejido adiposo.

Sin embargo, debemos tener claro que si consumimos diariamente varias tazas de café o bebidas con cafeína, el efecto positivo en nuestro rendimiento desaparecerá por completo debido a una adaptación de nuestro organismo a esos niveles de cafeína. Una forma de volver a recuperar sus efectos positivos sobre nuestro rendimiento sería realizando una "descarga", descansando durante varios días de bebidas con cafeína.

En lo que a salud se refiere, el café puede aportarnos una serie de beneficios, según un estudio de la British Medical Journal, la ingesta de tres o cuatro tazas de esta bebida puede reducir la prevalencia de calcio coronario, que es un factor de riesgo cardiovascular.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), un consumo de hasta 400 miligramos de cafeína (unas 5 tazas de café) diario no implica ningún problema serio para la salud de un adulto sano. Ahora bien, debemos tener en cuenta que en combinación con alguna bebida energética o incluso alcohol, el límite debe ser inferior a unos 200 miligramos diarios.

Es complejo calcular cuánta cafeína obtenemos realmente de cada café que ingerimos, aún así, aproximadamente, un café 'espresso' o una bebida energética, suele tener unos 80 miligramos de cafeína, un café americano 90, un refresco de cola 40 y un té negro 50 miligramos.

Si queremos disfrutar de los efectos ergogénicos del café, debemos tener en cuenta que dependiendo de nuestro peso corporal y sexo, nuestras necesidades serán inferiores o superiores, a mayor peso corporal, mayor cantidad de cafeína se necesitaría. Además de lo indicado anteriormente, mejora la función neuromuscular, la contracción muscular esquelética y mejora la respuesta termorreguladora.

Vía | El Mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio