Compartir
Publicidad
Publicidad

Aprendiendo a surfear: consejos para principantes

Aprendiendo a surfear: consejos para principantes
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El surf nos atrae con sólo ver a otros realizando este deporte, pero al principio, puede resultar muy complejo y decepcionante, por eso, si estás aprendiendo a surfear, te ayudamos a lograr mejores resultados con algunos consejos para principiantes en esta gran aventura y actividad.

Lo básico, es tener todas los deseos de aprender este deporte, porque al requerir de un gran esfuerzo y dedicación en los comienzos, si en realidad no tenemos ganas de lograrlo, nada nos moverá a realizar lo necesario para conseguir pararnos en una tabla a pesar del cansancio que podemos sentir tras determinados intentos. Y además, aquí van algunos consejos para aprender a hacer surf:

Elegir la tabla adecuada

En un principio, lo ideal es tener una tabla grande y flotadora, de preferencia con punta redondeada, para lograr más estabilidad cuando recién comenzamos en esta experiencia y coger olas sin sufrir repetidos golpes. La tabla longboard es ideal para principiantes.

Además, procura no empezar con tablas prestadas, pues si recibimos el objeto de un amigo experimentado, la dificultad en el aprendizaje se multiplicará y nosotros, no encontraremos motivación para seguir aprendiendo a surfear.

Las condiciones climáticas

En un principio, es recomendable meterse al agua en días calmados, cuando las olas no son tan fuertes y el movimiento menor del agua nos permite maniobrar con la tabla con mayor facilidad. Además, es importante evitar momentos pico en las playas, porque es en estos momentos cuando más gente hay alrededor y no podemos remar tranquilos y movernos ampliamente en el agua, lo cual es fundamental para aprender.

Primeros pasos

Lo primero que el principiante debe hacer es atar la cuerda (leash) al tobillo antes de entrar al agua, después deberemos remar, hasta pasar la zona donde rompen las olas y practicar sentarse en la tabla y acostarse, de manera de aprender a usar la misma y captar sus movimientos.

Posteriormente a lograr sentarse en la tabla y mantenerse en esta posición por algún tiempo, debemos situarnos en el mar a cierta distancia de la costa y remar en dirección a esta hasta que una ola o la espuma de ésta te alcance. En este momento debes continuar remando hasta que sientas que la ola te impulsa que es, precisamente, el momento en que debes tratar de incorporarte con un solo movimiento.

Para pararte en la tabla, debes ayudarte con las manos apoyándolas sobre la misma pero sin agarrarse de los bordes, e intentar caer (como después de un salto) sobre la tabla con los dos pies, uno irá por delante del otro. Nunca se recomienda incorporarse en dos movimientos, es decir, no es útil arrodillarse y después pararse o apoyar primero un pie y después el otro.

En un comienzo, al pararse por primera vez, es recomendable quedar algo agachado, tirar los hombros ligeramente hacia adelante y flexionar un poco las rodillas, de manera de coger más equilibrio para mantenerse en pie sobre la tabla.

Éstos consejos sencillos para principiantes pueden ayudar a lograr un mejor aprendizaje cuando intentamos surfear y disfrutar de la adrenalina que experimenta el surfista experimentado cuando navega de pie sobre las olas. ¡Ánimo! Y por sobre todo, paciencia.

Más información en | Tresquillas
En Vitónica | Tablas para empezar a hacer surf
Imagen | Joe Shlabotnik

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos