Compartir
Publicidad
Publicidad
Estamos interconectados: así funcionan las cadenas musculares de nuestro cuerpo
Entrenamiento

Estamos interconectados: así funcionan las cadenas musculares de nuestro cuerpo

Publicidad
Publicidad

El término de cadenas musculares hace referencia a que los músculos no trabajan de forma aislada, sino que músculos de distintas regiones corporales trabajan de forma coordinada para realizar funciones y movimientos.

Para entender el concepto de cadenas musculares, debemos tener en cuenta que no existen músculos que realicen una función aislada del resto, ni tampoco hay músculos puramente estáticos o dinámicos; habrá predominio de una u otra función, pero hay componentes de ambas en casi todos los casos. Vamos a desarrollar un poco más este tema a cotninuación, hablando de musculatura y sus funciones: estática y dinámica.

  • La musculatura estática se compone de músculos que, generalmente, son cortos y fibrosos, que se contraen durante períodos prolongados, por lo que son resistentes, pero puede ser que, debido a esta función de mantener la postura, aparezca hipertonía, rigidez o acortamiento.

  • Sin embargo, los músculos dinámicos son largos (en general), poco fibrosos y permiten movimientos articulares amplios, mediante contracciones de corta duración. La tendencia es la hipotonía (aunque esto no quiere decir que no pueda aparecer acortamiento, rigidez...).

Las cadenas musculares representan regiones a través de las cuales se propagan las fuerzas organizadoras del cuerpo, de manera que músculos y regiones distantes trabajan de manera coordinada, interconectada.

Mediante las cadenas musculares, se realiza un trabajo organizado para favorecer funciones como mantener la postura luchando contra la gravedad, mantener el equilibrio, realizar movimientos con una intención, etc. En estas funciones tiene un papel importante la fascia, una estructura que conecta diferentes regiones del organismo, y de la que hablaremos en próximas entradas en Vitónica.

Según el método Godelieve Denys-Struyf, las cadenas musculares se repiten a ambos lados del cuerpo, y se clasifican en seis familias: anteromediana, posteroanterior, anteroposterior, posteromediana, anterolateral y posterolateral (ver figuras en el enlace anterior).

Ejemplo de estiramiento de la cadena posteromediana:

Si planificamos nuestro entrenamiento teniendo en cuenta las cadenas musculares, estaremos entrenando de forma más completa y funcional. Si además trabajamos teniendo en cuenta el componente estático y dinámico de los músculos, y el predominio de uno u otro, podremos mejorar la postura y evitar desequilibrios musculares.

Estas técnicas requieren análisis y conocimientos detallados, por lo que es importante trabajar con profesionales formados en la materia. De esta manera es posible detectar alteraciones (hipo o hipertonía, rigidez, acortamiento...) y trabajar para corregir esos problemas.

Imagen y vídeo | Canal de YouTube de Ejercicio Terapéutico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos