Compartir
Publicidad

Australia puede ser el primer país que erradique el cáncer de cuello de útero

Australia puede ser el primer país que erradique el cáncer de cuello de útero
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Sociedad Internacional del Papilomavirus, o virus del papiloma humano (VPH) ha anunciado que Australia podría convertirse pronto en el primer país que elimine totalmente el cáncer cervical o de cuello de útero.

Se basan en un nuevo estudio que recoge que los esfuerzos llevados a cabo en el país para distribuir la vacuna contra el VPH de forma gratuita en los colegios ha sido un éxito rotundo. Esta infección transmitida por vía sexual es la causa del 99,9% de los casos de cáncer cervical.

Vacunas gratuitas entre los 12 y 13 años

Se trata de una iniciativa que empezó en 2007, cuando el gobierno federal australiano comenzó a ofrecer la vacuna a todas las chicas de 12 y 13 años. En 2013 se puso también a disposición de los chicos. Todos los chicos y chicas fuera de ese rango de edad pero todavía menores de 19 años tienen derecho a dos dosis gratuitas de la vacuna.

Entre 1005 y 2015, el porcentaje de mujeres de entre 18 y 24 años que tenían el VPH bajó del 22,7 al 1,1%

Los resultados no tardaron en empezar a notarse: entre 1005 y 2015, el porcentaje de mujeres australianas de entre 18 y 24 años que tenían el VPH bajó del 22,7 al 1,1%, y desde entonces el porcentaje de inmunización ha caído todavía más gracias al llamado "efecto rebaño".

Estos datos, unidos a un nuevo sistema de cribado implementado por el gobierno a finales de 2017, hacen esperar que no se detecten nuevos casos de cáncer de cuello de útero en los próximos diez o veinte años.

Vacuna contra el VPH en España

En muchos otros países la vacunación contra el VPH está incluida en los calendarios de vacunación oficiales para todas las niñas alrededor de los 11 años, y se recomienda también a los niños. Es el caso de España, donde se incluyó en el año 2008.

Sin embargo, existe todavía cierto debate al respecto, ya que algunos médicos consideran que es demasiado costosa para los bajos índices de cáncer de cuello de útero que hay en nuestro país, y también hay quien desconfía debido a los posibles efectos secundarios.

Quizá el ejemplo de Australia sirva para despejar todas las dudas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio