Compartir
Publicidad

Descubren por qué un solo gen aumenta hasta 12 veces el riesgo de padecer alzheimer (y cómo revertir sus efectos)

Descubren por qué un solo gen aumenta hasta 12 veces el riesgo de padecer alzheimer (y cómo revertir sus efectos)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El alzheimer es una enfermedad neurológica degenerativa que poco a poco va minando las capacidades mentales de quien la padece hasta que su personalidad prácticamente desaparece. Se trata de una situación dramática para ellos y sus familias, y para la que la ciencia todavía no ha encontrado una solución.

Pero poco a poco las investigaciones avanzan para conseguirla, y en los últimos días hemos conocido una noticia investigadora al respecto. Se trata de un avance llevado a cabo en los Institutos Gladstone, en San Francisco. Allí un grupo de investigadores ha descubierto por qué un solo gen es capaz de aumentar hasta 12 veces el riesgo de desarrollar alzheimer. Se trata del gen llamado apoE4, una variación de un gen mucho más común llamado apoE3.

El gen apoE3 y su 'hermano' maligno, el apoE4

Hace ya tiempo que los científicos saben que tener una copia del gen apoE4 duplica el riesgo de padecer alzheimer, y que tener dos copias de ese gen hace que el riesgo se multiplique por 12 en comparación con las personas que tienen la versión apoE3.

Tener una copia del gen apoE4 duplica el riesgo de padecer alzheimer, y tener dos copias de ese gen hace que el riesgo se multiplique por 12

Los científicos también saben que el gen apoE4 crea una proteína del mismo nombre que difiere de la proteína apoE3 en un solo punto, pero que ese pequeño cambio es suficiente para alterar su estructura y con ello su función. Lo que no se sabía hasta ahora es por qué la proteína apoE4 es muy dañina para las células cerebrales a diferencia de las otras versiones a las que tanto se parece.

En estudio publicado recientemente en la revista Nature Medicine los autores han desvelado dónde está la clave del riesgo que supone el apoE4 y, lo más importante, cómo han sido capaces de revertir el daño que causa simplemente aplicando un pequeño cambio a la proteína.

La ventaja de usar un modelo humano

Hasta ahora, gran parte de la investigación para hallar medicamentos contra el alzheimer se llevaban a cabo en ratones afectados por la enfermedad, y aunque en esos modelos funcionaban perfectamente, muchos han sido un fracaso al pasarlos a modelos humanos.

Así que este equipo de científicos decidieron utilizar células humanas en sus experimentos. Utilizando células madre pudieron examinar por primera vez el efecto de la apoE4 en células humanas. Así pudieron confirmar que en estas células esta proteína, por su estructura ligeramente diferene, no puede funcionar, así que se divide en fragmentos dentro de las células.

Estos fragmentos son los que causan distintos problemas que son habituales en la enfermedad de Alzheimer, incluida la acumulación de la proteína tau y los péptidos amiloides, que se consideran los causantes del daño neuronal que se produce en esta enfermedad.

hombre-andador-hospital

¿Falta de apoE3 o demasiada apoE4?

Una vez confirmada que la apoE4 causa daños asociados al alzheimer, la pregunta a responder era cómo lo hace: ¿es porque la presencia de apoE4 causa una disminución en la apoE3 normal y su función, o es el exceso de apoE4 el que tiene efectos tóxicos?

La diferencia no es banal porque puede cambiar cómo se trata el problema: si el problema es la falta de apoE3, la clave es aumentar sus niveles, mientras que si está causado por la acumulación de una proteína tóxica, el objetivo será bloquear su producción para disminuir o eliminar sus efectos.

Para responder a esta pregunta, los investigadores analizaron células cerebrales que no producían ninguno de los dos tipos de proteína apo. Si a estas células les añadían apoE4, comenzaban a aparecer disfunciones y problemas asociadas al alzheimer, lo cual indica que es la presencia de la apoE4, y no la ausencia de la apoE3 lo que produce los problemas.

El primer paso hacia una posible cura

Aplicando unos componentes llamados correctores de estructura, la dañina apoE4 recupera la estructura de la inocua apoE3

Finalmente, los científicos buscaron algún modo de reparar las anormalidades causadas por la apoE4. Descubrieron que aplicando unos componentes llamados correctores de estructura, la dañina apoE4 recupera la estructura de la inocua apoE3. Al hacerlo, desaparecen las señales de alzheimer, las células recuperan su funcionamiento normal y mejora su supervivencia.

Este equipo trabaja ahora para ampliar las investigaciones y encontrar un método para mejorar esos correctores para que puedan aplicarse a pacientes humanos y así, en el futuro, quizá encontrar una posible cura para el alzheimer.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | El estado actual de la lucha contra el alzheimer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio