Compartir
Publicidad
Que no se te atraganten las uvas: esto es lo que debes saber para reaccionar a tiempo en caso de atragantamiento
Prevención

Que no se te atraganten las uvas: esto es lo que debes saber para reaccionar a tiempo en caso de atragantamiento

Publicidad
Publicidad

Una aceituna, un fruto seco... o una de las doce uvas en el cambio de año. Alimentos en apariencia tan inofensivos pueden darnos un buen susto si se nos atragantan, impidiéndonos el paso de aire a los pulmones.

La diferencia entre que la cosa quede en un susto o haya que lamentar algo peor depende en gran medida de la reacción inmediata de la gente alrededor, así que por si las moscas, te contamos todo lo que necesitas saber en caso de atragantamiento.

¿Qué es exactamente un atragantamiento?

Un atragantamiento es un bloqueo de las vías respiratorias por un objeto, normalmente por un alimento mal masticado y tragado antes de tiempo.

Puede ser de dos tipos

Atragantamiento total

Las vías quedan totalmente ocluidas y la persona no puede ni respirar forzadamente ni toser. Es habitual que su piel adopte un color amoratado o azulado, y si no se reacciona rápidamente puede producirse la muerte.

Atragantamiento parcial

Las vías respiratorias no están totalmente ocluidas, algo que se nota por la respiración forzada y los intentos por toser de la persona que lo padece. En principio es un problema algo menos urgente, pero un atragantamiento parcial puede dar paso a uno total rápidamiente, así que hay que actuar también con mucha rapidez.

atragantamiento

Qué hacer en caso de atragantamiento

Se trata de protocolos estandarizados que conviene conocer.

En caso de atragantamiento parcial

En estos casos, lo más seguro es animar a la persona a seguir tosiendo, ya que la tos es un mecanismo de defensa natural para ayudar a expulsar objetos extraños de la garganta.

En caso de atragantamiento total

Cuando la persona está consciente pero no emite sonido alguno y no consigue respirar en absoluto, lo más apropiado es realizar la maniobra en Heimlich, en la que se realizan una serie de compresiones por debajo de la zona del atasque para intentar expulsar el objeto atascado.

Cómo se realiza la maniobra de Heimlich

  • Colócate detrás de la persona atragantada.

  • Rodea su abdomen con los brazos. Coloca tu mano derecha con el puño cerrado sobre la boca de su estómago, donde se unen las costillas, y la mano izquierda rodeando a la derecha.

  • Aprieta las manos bruscamente y hacia arriba.

  • Deja de apretar.

  • Repite la compresión-descompresión tantas veces como sea necesario, siempre con brusquedad y fuerza suficientes, hasta que el atragantado expulse el objeto atascado en su garganta.

Casos especiales

Si el atragantado es un niño, la maniobra de Heimlich se realiza igual pero el puño se coloca sobre su ombligo

Si la maniobra no da resultado, o si la persona pierde el conocimiento, hay que llamar a urgencias inmediatamente explicando lo ocurrido.

Si una persona se atraganta estando sola, se puede realizar la maniobra de Heimlich a sí mismo. Solo tiene que apoyar el pecho con fuerza sobre el respaldo de una silla o un sillón, aumentando así la presión en esa zona y ayudando a expulsar el objeto de su garganta.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Peligro: atragantamiento. Así es como debes actuar en caso de emergencia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos