Compartir
Publicidad
Peligro: atragantamiento. Así es como debes actuar en caso de emergencia
Prevención

Peligro: atragantamiento. Así es como debes actuar en caso de emergencia

Publicidad
Publicidad

Como portal de divulgación sobre salud, vamos a recordar pautas de actuación ante una emergencia por atragantamiento, situación que nos podemos encontrar en nuestro entorno cotidiano.

Vamos a repasar qué se debe hacer y qué se debe evitar (mitos y creencias erróneas), para saber cómo actuar ante un atragantamiento en niños, adolescentes, adultos... Y en nosotros mismos. En el vídeo tenéis un repaso-resumen de lo más importante, que comentaremos a continuación:

Si la persona está tosiendo, y puede toser, no debemos hacer nada de esto: ni darle agua, ni darle palmadas en la espalda. Esto puede ser contraproducente, puede mover el alimento u elemento que obstruye e incrustarlo más, mientras que la tos es un mecanismo para expulsar cuerpos extraños. Debemos animar a toser, esperando para detectar si la persona no es capaz y necesita ayuda.

Si no es capaz de toser y pide ayuda o se lleva las manos a la garganta, la obstrucción puede ser completa. En ese caso, es fundamental conocer la maniobra de Heimlich. Pasaremos a describir las posibles situaciones:

Atragantamiento en adulto

  • Para realizar la maniobra de Heimlich, debes colocarte detrás de la persona que se atraganta. Ambos estaréis de pie. Separa las piernas para ganar base de apoyo. Tienes que estar preparado también por si la persona se desmaya, para que puedas sostenerla y debes ayudar a colocarla en el suelo sin que caiga de forma brusca.

  • Para hacer la maniobra de Heimlich, hay que localizar el ombligo. Cierra el puño y coloca el pulgar en el centro del abdomen de la persona que se atraganta, por encima de su ombligo. Con tu otra mano, cubre tu puño y debes apretar rápido en un único movimiento que va hacia adentro y hacia arriba. Repite varias veces, con fuerza y dirigiendo el movimiento hacia arriba, con el objetivo de facilitar la expulsión del objeto que provoca el atragantamiento.

  • Si la persona se desmaya, o estaba ya en el suelo (a partir de 0:50 en el vídeo), colócate encima y agáchate para que puedas presionar con el talón de tu mano, con ayuda de tu otra mano, justo en la parte de abajo del esternón. La presión, igual que en el caso anterior, debe ser firme, en un movimiento hacia adentro y arriba, repitiendo varias veces si es necesario.

  • En el caso de realizar la maniobra en una mujer embarazada o una persona obesa o voluminosa que no puedas rodear con tus brazos, al realizar la maniobra de pie debes realizar la presión con tu puño y ayuda de la otra mano en el mismo punto mencionado en el párrafo anterior: justo en la parte de abajo del esternón de la víctima de atragantamiento (1:09 en el vídeo).

  • En caso de una persona corpulenta o muy obesa, a la que no puedas rodear con tus brazos, se puede realizar la maniobra utilizando el respaldo de una silla para ejercer la presión (veremos el uso de la silla también para el caso de realizar la maniobra si uno mismo es quien se atraganta).

Heimlich

Atragantamiento de niños y bebés

  • A partir de 1:15 en el vídeo nos muestra la maniobra para bebés (menor de 12 meses). Debes sostener al bebé boca abajo con la cabeza inclinada y en posición más bajo. Golpea entre los omóplatos con el talón de tu mano, repite cinco veces. Comprueba si ha expulsado el alimento u objeto que provoca el atragantamiento.

  • En caso negativo, debes comprimir en el centro del pecho con dos dedos, con el bebé colocado ya mirando hacia arriba. Repetir cinco veces.

  • En caso de atragantamiento de un niño, del mismo modo que en adultos, se debe animar a toser. También puede ser eficaz aplicar los cinco golpes con el talón de la mano entre los omóplatos.

  • Dependiendo de la edad y altura del niño, se puede realizar la maniobra como en adulto, cuidado de no aplicar demasiada fuerza (que no eleve al niño del suelo). Puede ser necesario agacharse o ponerse de rodillas para colocarse a la altura adecuada. Ejemplo de esta maniobra en niños:

Qué hacer en caso de que seas tú quien se atraganta

Si te atragantas y nadie conoce o sabe hacer la maniobra, o te encuentras solo y no puedes pedir ayuda a nadie cercano, puedes aplicar la maniobra de Heimlich sobre ti mismo (a partir de 1:30 en el primer vídeo).

La posición de las manos es la misma: puño cerrado, pulgar en el abdomen por encima de tu ombligo, y presiona ayudado por tu otra mano, con un movimiento rápido hacia dentro y hacia arriba, repitiendo varias veces.

Puedes apoyarte sobre el borde del respaldo de una silla y empujar la parte superior de tu abdomen sobre el respaldo.

Heimlich

Consejos para reducir el riesgo de atragantamiento

  • Cortar los alimentos en trozos bien pequeños. Especial cuidado en alimentos como jamón serrano, mariscos, moluscos... Cuya textura requiere que sean masticados bien para poder tragarlos con seguiridad.
  • Masticar bien, sin prisas.
  • Evitar reír, hablar, distraerse... Mientras se mastica y traga.
  • Beber un poco de agua para que ayude a la masticación y a tragar alimentos densos o pesados.
  • Evitar que los niños y bebés estén expuestos a objetos que puedan ingerir accidentalmente.
  • Evitar que los niños corran o jueguen con alimentos u objetos en la boca.

En cualquier caso, se debe buscar actuación del personal sanitario lo antes posible, pero es importante conocer la maniobra por la necesidad de actuar de forma urgente.

Si una persona se atraganta y se le realiza la maniobra de Heimlich, debe acudir a un centro sanitario después para que se valore su estado y las consecuencias.

Conclusiones

En Vitónica ya hemos mencionado en anteriores ocasiones la importancia de conocer las maniobras de RCP para salvar una vida en caso de parada cardíaca, y las pautas básicas de actuación ante un traumatismo en la cabeza. A esta información añadimos la importancia de conocer la maniobra de Heimlich, para saber cómo actuar en caso de atragantamiento.

Todas estas son situaciones que pueden presentarse en la vida cotidiana o en la práctica o asistencia a actos deportivos y debemos saber cómo actuar y, al menos, conocer y evitar creencias erróneas (no, la lengua no se traga).

Imágenes | SpeedKingz | corbac40 | corbac40 | vía Shutterstock (con derechos de autor)

Vídeos | Canal de Youtube de ElBlogdeRosa | Canal de Youtube de guiainfantil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos