Compartir
Publicidad

Los seres humanos cada vez somos más inteligentes... excepto los escandinavos

Los seres humanos cada vez somos más inteligentes... excepto los escandinavos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque tienen muchos fallos, los test de cociente intelectual, o IQ por sus siglas en inglés, son una de las formas generalmente más aceptadas de medir la inteligencia de las personas. Y lo que nos dicen estos tests es que, a nivel global, los seres humanos somos cada vez más inteligentes.

Los niveles de inteligencia medios, tal y cómo los miden los tests estandarizados, llevan subiendo desde principios del siglo XX. Un metaanálisis reciente que incluye a 4 millones de personas en 31 países determinó que ha aumentado uno 3 puntos por década, o unos 10 puntos por generación, y otros estudios han sacado conclusiones similares.

El efecto Flynn

Este fenómeno se llama el efecto Flynn en honor al académico James Robert Flynn que lo documentó en una serie de estudios que comenzaron en la década de los 80. El aumento se ha detectado tanto en los países en desarrollo como en los desarrollados, pero el grado de ese aumento difiere según el país, la época y el tipo de inteligencia medido: los tests no verbales muestran un efecto Flynn más acusado que los verbales, y el efecto es mayor en adultos que en niños.

Una de las teorías sugiere que [...] no es que seamos más inteligentes, es que estamos más acostumbrados a hacer pruebas y tests y los hacemos mejor.

Las causas no están claras y son el centro de un animado debate. Una de las teorías sugiere que estos resultados son un espejismo: no es que seamos más inteligentes, es que estamos más acostumbrados a hacer pruebas y tests y los hacemos mejor.

Lo más probable es que haya varios factores involucrados, entre ellos la mejora en la nutrición, la expansión de la educación y la formación, mejoras ambientales como una menor exposición a contaminantes que afectan al desarrollo intelectual y la reducción de hijos por familia que permite que se centren más en la educación de cada uno de ellos.

La única excepción: los países nórdicos

Y sin embargo, existe una notable excepción: los tests de cociente intelectual no solo no están subiendo en los países escandinavos, sino que están bajando. Allí eran ya relativamente altos, y mientras que en el resto del mundo siguen al alza, allí la tendencia se ha invertido.

Los expertos conjeturan que esto podría deberse precisamente a que allí ya eran todo lo altos que podían ser debido a que este conjunto de factores se alcanzó allí antes que en ningún sitio, y por eso han podido comenzar a estancarse. Habrá que ver si lo mismo que está ocurriendo en estos países ocurrirá en los demás una vez que lleguemos al tope de nuestra inteligencia. Al menos, de la que podemos medir con tests.

Imágenes | iStock
En Vitónica | Así es como el ejercicio físico hace a los niños más inteligentes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio