Compartir
Publicidad
Publicidad

Practicar senderismo, una buena opción para realizar deporte en otoño

Practicar senderismo, una buena opción para realizar deporte en otoño
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

´

Con la marcha del buen tiempo muchas son las dudas que nos surgen a la hora de realizar ejercicio al aire libre, y es que la mayoría de nosotros reniega de seguir saliendo a la calle a practicar deporte y se encierra en el gimnasio para correr o andar, cuando todavía podemos disfrutar del otoño, y una de las mejores formas de hacerlo es practicando senderismo en plena naturaleza.

El otoño es una buena época para disfrutar de los paisajes naturales que nos brinda el bosque, por ello es importante que estemos en contacto directo con ella y más a la hora de realizar deporte, ya que esto nos motivará para seguir adelante y realizar una actividad que requiere un esfuerzo físico pero puede llegar a convertirse en un acto lúdico y entretenido. Por ello vamos a recomendar una actividad como el senderismo que combina a la perfección deporte con el contacto directo con un medio natural, todo un regalo para el cuerpo y los sentidos.

Siempre en VItónica procuramos recomendar las mejores actividades deportivas para cada momento del año, en este caso el senderismo es una de ellas, y es que el otoño es un buen momento para disfrutar del espectáculo de la naturaleza en un momento en el que todavía el tiempo nos acompaña ya que no hace demasiado frío y podemos salir al campo a practicar deporte. El senderismo es una buena forma de estar en contacto con la naturaleza y fortalecer nuestro cuerpo con una actividad que combina ejercicio aeróbico con tonificación muscular.

Practicar senderismo es una buena manera de trabajar el tren inferior sobre todo, ya que los músculos de las piernas se ven involucrados en la mayoría de movimientos. No debemos olvidar que al caminar en el campo debemos hacer frente a numerosos accidentes geográficos que complican el desarrollo de la actividad y para los que tenemos que poner a trabajar a los músculos. Pero no solamente el tren inferior se verá afectado, sino que los abdominales soportarán parte de la presión, al igual que los brazos y demás músculos de la zona superior del cuerpo.

La práctica del senderismo es una buena forma de realizar ejercicio aeróbico, ya que la continua movilidad desencadenará en nuestro organismo un proceso de quema de energía que activará nuestra circulación sanguínea y con ello el funcionamiento del aparato respiratorio y cardiaco. El escenario para esta actividad es el más indicado, ya que al encontrarnos en plena naturaleza las concentraciones de oxígeno son máximas, mejorando así el aporte que el organismo necesita, así como la salud de los pulmones.

Junto a esto no debemos olvidar la importancia que el senderismo tiene en lo referente a orientación, pues a pesar de que la mayoría de las rutas están marcadas y señalizadas con balizas debemos tener una mínima noción del lugar en el que estamos y sabes movernos a través del monte. Además, la práctica de senderismo es una buena forma de escape de la rutina que sufrimos en la ciudad y que nos impide seguir una vida tranquila. Al entrar en contacto directo con el medio natural conseguiremos relajarnos y desconectar de las obligaciones, y mucho más en otoño, época en la que la belleza de los bosques es máxima.

Imagen | juliaf

En Vitonica | Senderismo, una buena forma de entrar en contacto con la naturaleza a través del deporte
En Vitonica | ¿Qué comer un día de senderismo?
En Vitonica | Deporte en familia: compartir satisfacciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos