Buenos hábitos alimenticios desde la infancia para evitar problemas de salud futuros

Síguenos

comer.jpg

En nuestra vida la alimentación juega un papel importante, y no es que sea solamente una cosa del presente, sino que marcará nuestra salud futura. Por este motivo es fundamental que a lo largo de nuestra vida, y principalmente desde nuestra temprana infancia y adolescencia mantengamos unos buenos hábitos alimenticios.

Como hemos escuchado en infinidad de ocasiones, ‘somos lo que comemos’ y nada más lejos de la realidad, ya que nuestra alimentación va a determinar numerosos aspectos del organismo y de su funcionamiento en un futuro. Alimentarnos correctamente desde la más tierna infancia es esencial para crecer de forma sana y ser unas personas totalmente saludables.

Esta tarea es un trabajo fundamental de los padres, que son los que deben velar por la alimentación de sus hijos. Normalmente los niños son más sensibles a ciertos sabores, ya que el cuerpo humano está preparado para sobrevivir desde la más tierna infancia, y una manera es aguzar el gusto para poder distinguir mejor los sabores y así saber discernir si se trata de algo nocivo o bueno para la salud.

Pero este gusto tan fino hace que muchos alimentos no sean apetecibles al paladar del niño como otros, y normalmente suelen ser alimentos necesarios y ricos en nutrientes como la verdura, el pescado…Para evitar que nuestros hijos sigan una mala alimentación y coman de todo es importante concienciarlos de la importancia de comer estos alimentos. Si esta estrategia no funciona podemos camuflar los alimentos mediante preparaciones y formas que atraigan la atención del niño y dejen de lado su gusto.

Pero no solo con esto basta, es importante concienciar al niño de la importancia de una buena alimentación y de lo que ésta va a suponer en su futuro. Para ello tenemos que dar la importancia que tiene a la comida sentándonos a comer, y a poder ser en familia. En estas comidas debemos comer de todo, ya que el niño aprende por imitación, y querrá hacer lo mismo que los adultos.

La alimentación tiene que ser variada, ingerir frutas y verduras de todos los colores es esencial, y para ello podemos inventar un juego con estos mismos colores para hacer más atractiva al niño la hora de la comida. Las verduras tienen que estar presentes a diario, y no existe mejor golosina que la fruta, pues es esencial para el organismo de todo ser humano.

Los fritos, los dulces, el exceso de sal... son algunas de las cosas que debemos evitar. Muchos padres piensan que a lo niños esto no les afecta, algo que no es para nada cierto, ya que a pesar de que no engorden por su alta actividad, muchos niños desarrollarán anomalías como exceso de colesterol, futuros problemas cardiacos o de peso… Es importante dar a nuestros hijos alimentos variados, saludables y llenos de energía para poder afrontar su alta actividad.

Desde luego que educar desde la más tierna infancia es esencial para que los que hoy son niños tengan un mañana mejor y puedan afrontar la vida con una salud de hierro dejando de lado enfermedades y desajustes metabólicos producidos por una mala alimentación.

Imagen | SXC

En Vitonica | Nueva pirámide de la alimentación indicada para niños y adolescentes
En Viotnica | Niños “malcomedores”
En Vitonica | La mayoría de los alimentos infantiles son poco nutritivos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario