Empezar por elegir los alimentos adecuados, la mejor manera de realizar un buen desayuno

Sigue a

desayuno.jpg

Como hemos comentado en infinidad de ocasiones, el desayuno es uno de los principales alimentos del día, ya que nos sirve para cargar energía desde por la mañana, además de conseguir acelerar el metabolismo. Pero es importante que sepamos lo que más nos conviene a la hora de seguir una dieta adecuada. Por este motivo vamos a ver diferentes alimentos ingeridos habitualmente en el desayuno para saber cuáles son los que más nos convienen.

Los cereales y los productos ricos en hidratos de carbono son uno de los clásicos a la hora de desayunar, y por ello debemos tener muy en cuenta las diferentes posibilidades y los pros y contras. Uno de los más ingeridos a la hora de desayunar son los cereales o flakes azucarados. Contienen altas cantidades e azúcares que aumentan nuestros niveles de glucemia. Una opción más saludable es optar por el muesli que contiene copos de avena y frutas desecada junto a frutos secos, aunque también podemos utilizar fruta fresca. Esta opción nos aporta hidratos de carbono complejos que se liberan lentamente y nos aportan energía para toda la mañana, además de vitaminas y fibra.

Otro alimento propio del desayuno es el pan y la bollería de pastelería. Los croissant es una opción que muchas personas eligen. En su mayoría están elaborados con harinas refinadas que lo único que hacen es aumentar nuestro índice glucémico contribuyendo así a aumentar los niveles de grasa del organismo. Es mucho más recomendable el consumo de panecillos, que aún a pesar de estar elaborados con harinas refinadas nos aportan muchas menos grasas. Pero la opción más recomendada es el pan integral que nos brinda hidratos decarbono complejos que se liberan lentamente manteniendo unos correctos niveles de glucemia y evitando el almacenamiento de grasas innecesarias.

Otro punto importante a tener en cuenta es lo que untamos en el pan que comemos. Muchos son los que optan por la mantequilla, que al ser grasa animal en su mayoría nos aporta altas dosis de ácidos grasos saturados. Como alternativa podemos optar por la leche condensada, que contiene mucha menos grasa, pero por el contrario tiene altas dosis de azúcares. Para evitar esto una de las mejores opciones es el queso fresco bajo en grasas, ya que es una buena y nutritiva alternativa.

A la hora de desayunar siempre solemos ingerir algún que otro líquido diferente de la leche. Mucha gente opta por los zumos envasados que contienen altas dosis de azúcares en su mayoría, ya que se les añaden una vez exprimidos, además de contener conservantes y colorantes. En otros casos se les añaden edulcorantes que en exceso pueden ser perjudiciales para el organismo. Frente a esto es mucho mejor optar por zumos naturales recién exprimidos que además nos aportarán muchos más nutrientes.

La fruta debe ocupar un lugar importante en el desayuno. El plátano o la manzana son dos buenas opciones, aunque cabe cualquier otra opción dentro del amplio abanico que tenemos a nuestra disposición, ya que es importante que aportemos a nuestro organismo las dosis de vitamina y fibra que necesita para poder hacer frente a la jornada. Es importante que elijamos las opciones correctas para conseguir una alimentación sana con los nutrientes necesarios.

Imagen | boardskey

En Vitonica | La importancia de un buen desayuno para estar en el peso ideal
En Vitonica | Lo que debe tener un desayuno equilibrado

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario