Sigue a Vitónica

Desde Vitónica os traemos nuevo contenido audiovisual. Se trata del trabajo con un material de entrenamiento peculiar, la escalera de agilidad. El principal objetivo del entrenamiento con este implemento es proporcionar un amplio abanico de patrones de movimiento. Mediante la repetición estos movimientos se automatizan de manera que el cuerpo responderá antes a los estímulos que se le apliquen.

¿Conclusión? Una mayor agilidad, coordinación, velocidad de reacción, etc. Muy aplicables a muchas especialidades deportivas.Además, es un material muy barato ya que podemos fabricarlos nosotros mismos, ya sea con cuerdas o incluso pintándola con una tiza en el suelo.

A la hora de empezar un programa de entrenamiento con la escalera de agilidad deberíamos comenzar con 3 o 4 habilidades o movimientos hasta que se perfeccionen y así ir añadiendo nuevos “drills”. La agilidad y coordinación que puede ganar una persona sedentaria con este simple trabajo en pocas semanas es asombroso, totalmente diferente a su situación inicial.

La ejecución del ejercicio no necesita mucha explicación, una imagen vale más que mil palabras y más en cuanto a ejercicios deportivos. Lo mejor es coger 2, 3 o 4 movimientos y practicarlos una y otra vez hasta que se dominen. No debemos empezar a realizar los ejercicios a velocidad máxima hasta que no hayamos afianzado bien el movimiento.

Es un trabajo que podríamos incluir como segunda parte del calentamiento antes de empezar nuestra sesión de entrenamiento del deporte que sea. También puede ser un complemento ideal para el entrenamiento en circuito, sobre todo si queremos darle mucha intensidad al mismo puede ser crucial.

Video I YouTube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios