Que el ciclo menstrual no te deje sin entrenar

Síguenos

mujeres maraton

Leo en el blog Transformer una entrada un poco “bruta” acerca de los beneficios de hacer ejercicio durante los días de menstruación. Como no tengo muchos conocimientos del tema, más que para explicar sobre este asunto he creado esta entrada para que las mujeres deportistas compartan aquí su experiencia, puesto que creo que es un tema bastante interesante.

En general, el ejercicio físico (a intensidad, frecuencia y duración adecudadas) es beneficioso para todas las personas. Por lo tanto, también es positivo el ejercicio durante los días de menstruación: solo que hay que adaptarlo.

Las recomendaciones generales sobre el ejercicio durante los días de menstruación vienen a decir que hay que tomarlo con calma, adaptando la intensidad del ejercicio, y descansando o tomando algún día de reposo si la molestia es grande.

Ejercicios más suaves o en sesiones más cortas ayudan a sentirse bien física y psicológicamente. Además, se comenta en la entrada de Transformer que el ejercicio genera endorfinas, con lo que es posible que ayude a aliviar el dolor. Añado yo que el componente social (compartir las sesiones de ejercicio con otras personas) del ejercicio ayuda a disminuir las percepciones negativas.

Lo que sí está claro es que si la mujer es deportista, en esos días es beneficioso seguir entrenando, pero a un ritmo no tan intenso, adaptando los ejercicios para que no resulten desagradables. Para la mujer que no sea deportista, comenzar a entrenar en esos días puede ser el mejor motivo para abandonar el programa de ejercicio, por lo que es mejor iniciarlo un día más favorable.

Estos son algunos de los beneficios que se atribuyen que se atribuyen al ejercicio físico:

  • Ayuda a disminuir la retención de líquido.
  • Aumenta la secreción de hormonas opiáceas (endorfinas), lo cual ayuda a reducir la percepción dolorosa.
  • En general, las personas que entrenan desarrollan una mayor tolerancia y resistencia frente al dolor.
  • La práctica de actividad física regular ayuda a reducir la severidad de los síntomas en el período premenstrual y menstrual.
  • El ejercicio físico, si resulta ameno, divertido, interesante… ayuda a disminuir la ansiedad y otras manifestaciones de tipo psicológico.
  • El ejercicio tiene un componente social así como desestresante y motivador.

También hay desventajas, sobre todo la dismenorrea (pérdida e irregularidades en la menstruación), que ocurre con cierta frecuencia en mujeres deportistas que entrenan a mucha intensidad. Pero claro, esto es a unos niveles elevados de entrenamiento. Practicar ejercicio a una intensidad más baja no suele dar este tipo de problemas.

En general, como ya hemos dicho en esta y otras entradas, el ejercicio es saludable, pero siempre es necesario adaptarlo a la situación y necesidades de la persona. En el caso de las mujeres y el deporte, está claro que es también beneficioso en muchos aspectos, y para algunas puede ser una vía para obtener alivio físico y mental para los problemas asociados a la menstruación.

Ya sea el patinaje, bicicleta, correr, fitness, Pilates, Yoga, deportes de equipo… El ejercicio tiene un fuerte componente de beneficio físico y mental. El componente social también ayuda a mejorar el optimismo y la motivación, con lo que se hace más difícil centrarse en lo negativo.

Por lo demás, lo dicho: como no se mucho más del tema, os invito a que dejéis vuestras impresiones y comentarios, para compartirlos con el resto de la comunidad de Vitónica. Seguro que será de gran interés para todos.

Más información | tumedico.com.ve | efdeportes.com

Imagen | Bob Jagendorf

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios