Las aftas bucales, por qué se producen y cómo evitarlas

Sigue a Vitónica

boca.jpg

Seguro que en más de una ocasión hemos tenido molestias en la boca por causa de alguna llaga que aparece y que nos escuece durante días. Esta afección es más común de lo que pensamos y es lo que se conoce como aftas. Las aftas aparecen de manera inesperada en nuestra boca para quedarse durante unos días. Causan mucho dolor, y según aparecen se van sin dejar rastro. Por este motivo queremos en esta ocasión detenernos en esta afección y saber un poco más sobre ella.

Las aftas siempre se han asociado a los herpes y a las diferentes infecciones que tienen lugar en la boca. Nada más lejos de la realidad. Es cierto que las aftas tienen un modo similar de aparecer que un herpes, ya que se presentan como una quemadura con un centro blanquecino y un borde rojo que nos escuece, duele y molesta enormemente. Cuando un afta aparece muchos son los motivos que se barajan y nosotros vamos a verlos y como se debe tratar.

Causas por las que aparecen

Normalmente la zona en la que suelen aparecer las aftas es la parte interna de la boca o los labios, y muchas veces se asocia a la falta de higiene. No necesariamente tiene por qué deberse a una higiene deficiente, sino que puede aparecer por varios motivos. En primer lugar diremos que la gran mayoría de ellas están producidas por infecciones virales que afectan a la boca y que se manifiestan de este modo, ya que es el mecanismo de defensa del organismo.

Muchas veces la aparición de las aftas también es debida a que tenemos unas defensas bajas, un síntoma indiscutible de que nuestro organismo está pasando por una situación baja y debemos mejorarla. Pero no solo aparecen por esto, sino que también pueden deberse a intervenciones en la boca por parte de un dentista, una limpieza bucal demasiado agresiva o a causa de un mordisco en lengua o en el interior de la boca.

Otros factores que favorecen la aparición de las aftas pueden ser el estrés y la presión cotidiana a la que nos sometemos. La falta de vitaminas y minerales puede ser otro motivo, en especial el hierro, la vitamina B12 y el ácido fólico. En el caso de las mujeres pueden aparecer debido a los cambios hormonales que se producen con la menstruación, que desencadenan en el cuerpo una serie de cambios que pueden manifestarse de este modo.

Cómo evitarlas

Para evitar que las aftas hagan acto de presencia es necesario que mantengamos una correcta alimentación en la que las vitaminas y los minerales estén presentes en el día a día. Estos nutrientes nos ayudarán a mantener unos tejidos en perfecto estado. A esto debemos sumar una perfecta hidratación, pues es necesario que las paredes de la boca estén perfectamente hidratadas en todo momento y evitar estos contratiempos.

Ni que decir tiene que la higiene es esencial si queremos evitar este tipo de heridas. Es necesario que después de cada comida limpiemos los dientes, ya que la acidez que se produce puede ser la causante de ulceras y aftas. También es importante no llevarnos objetos a la boca, pues pueden estar infectados de bacterias y virus que desencadenen este tipo de heridas. Es muy aconsejable el uso de un colutorio para desinfectar la cavidad bucal y así evitar la proliferación de bacterias y virus que son los causantes de estas heridas.

Imagen | juanjolostium

Deja un comentario

Ordenar por:

15 comentarios