Compartir
Publicidad

Plasma rico en factores de crecimiento (PRP), clave en recuperación de lesiones

Plasma rico en factores de crecimiento (PRP), clave en recuperación de lesiones
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las lesiones deportivas están al orden del día y la medicina deportiva avanza para que los deportistas pueden recuperarse lo antes y lo mejor posible de ellas. Aunque ya se lleva un tiempo hablando del plasma rico en factores de crecimiento o plasma rico en plaquetas (PRP), cada vez se utiliza más como elemento clave en la regeneración de tejidos dañados.

¿Qué es y cómo actúa el plasma rico en factores de crecimiento?

Los factores de crecimiento son un conjunto de proteínas que se encuentran en nuestras sangre. Desempeñan un papel muy importante en la regeneración de tejidos cuando se produce una lesión, de ahí su importancia. Serán las plaquetas las que estimulen a estos factores de crecimiento, por eso se necesita un plasma rico en plaquetas.

Los factores de crecimiento ayudan a regeneran los tejidos dañados al estimular la producción de nuevos vasos sanguíneos en la zona e influir en la migración y proliferación celular. Todos estos mecanismos van a ayudar a la aceleración en la regeneración del tejido dañado, clave en la recuperación de lesiones.

Con este factor de crecimiento también se evita la proliferación de bacterias, mejorando así los procesos inflamatorios y disminuyendo el dolor de la zona lesionada. Una vez conocidos los efectos de este tipo de proteínas, los científicos pensaron que si las concentraban y las inyectaban en la zona lesionada se podía acelerar el proceso natural de regeneración de un tejido.

¿Cómo se obtiene el plasma rico en plaquetas?

Una simple extracción de sangre bastará para obtener el plasma rico en plaquetas. Como si fuésemos a sacarnos sangre para realizarnos una analítica, esa muestra la someten a una centrifugación, separando las diferentes fases de la sangre.

En una de esas fases se encuentran las plaquetas y los factores de crecimiento, que son extraídos y aislados. Listo el plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento, se infiltrará en la zona donde se desea una regeneración del tejido dañado, dependiendo de la lesión. La concentración de plaquetas de este plasma es de 3 a 5 veces superior al de la sangre.

Plasma rico en factores de crecimiento y lesiones deportivas

rodilla

Son muchos deportistas amateurs y profesionales los que están recurriendo a este plasma para mejorar y acortar los tiempos de recuperación de lesiones. Incluso el propio Rafa Nadal aplicó esta técnica en su día para tratar su maltrecha rodilla.

El plasma rico en plaquetas consigue acelerar la reparación del tejido hasta en un 40% y, después de su aplicación, no se han descrito efectos secundarios ni resultados adversos en ningún paciente.

Se aplica tanto a lesiones musculares como tendinosas, ligamentosas y óseas. Se puede decir que es una solución polivalente para todo tipo de lesión del aparato locomotor que se precie. En las lesiones musculares, por ejemplo, además de acortar tiempo de recuperación, evita que se forme tejido fibroso en forma de cicatriz, algo que podría mermar la calidad muscular de un deportista.

Al ser un tratamiento basado en células de nuestro propio organismo, no se produce ningún tipo de rechazo o efecto secundario. No obstante, todavía se necesitan de estudios concluyentes para conocer la efectividad en los diferentes tipos de lesiones. Lo que está claro, es que más que una tendencia, es una técnica cada vez más utilizada en la recuperación de lesiones.

Imágenes | Phillip, a_kep Video | JuanJo Vispe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos