¿Cuántas veces a la semana debemos entrenar los abdominales?

Síguenos

abdominales1.jpg

El entrenamiento abdominal es siempre un tema que da mucho que hablar, ya que muchas son las preguntas que nos hacemos para conseguir unos abdominales perfectos, marcados y libres de grasa. Una de las más habituales es cuántas veces a la semana debemos realizar ejercicios para tonificar esta parte del cuerpo.

Las opiniones al respecto son varias, hay algunos que opinan que se deben realizar todos los días, y otros en cambio que piensan que es importante dejar descansar esta parte del cuerpo entre los entrenamientos, por lo que es mejor no hacer abdominales todos los días. No debemos olvidar que los abdominales son unos músculos muy fuertes, pero que actúan igual que el resto, por lo que se pueden agotar y sufrir catabolismo.

Es cierto que la capacidad de recuperación abdominal es superior a la del resto de los músculos, aunque no es inmediata. Esta recuperación tan rápida se debe a que es una zona muscular presente en todo movimiento con un riego sanguíneo enorme, y compuesta por infinidad de fibras. De ahí la dificultad de su entrenamiento. Por este motivo son muchos los que piensan que un ejercicio abdominal diario no afecta al rendimiento de este músculo.

Pero realmente sí que se puede ver afectado, y es que los abdominales como cualquier otro grupo muscular necesitan un tiempo de descanso para recuperarse del esfuerzo realizado. En el caso de los abdominales es suficiente con 24 horas, por lo que no es recomendable realizar su entrenamiento cada día. Lo aconsejable es alternar un día de entrenamiento con otro de descanso para mantener los músculos descansados.

Es necesario el descanso muscular y los abdominales no iban a ser menos. Cuando nuestros músculos están repuestos del entrenamiento su rendimiento es mayor y los resultados son más visibles. Además, con un excesivo trabajo sin respetar los tiempos de descanso, podemos llegar a un catabolismo muscular por fatiga que retrasará nuestra evolución.

Unos abdominales descansados nos permitirán afrontar mejor las rutinas que deben ser intensas, pues el secreto del entrenamiento abdominal es concentrar el ejercicio en la parte trabajada, evitando la inercia del rebote para levantarnos. El ejercicio debemos hacerlo lento y pausado aguantando y haciendo fuerza en todo momento con el abdomen.

Los abdominales son un grupo muscular que no debemos descuidar, pero tampoco maltratar, y es que en la mayoría de los casos suceden los dos extremos, o se entrenan demasiado o no se trabajan nunca. Es importante mantener un equilibrio y lo acabaremos notando al comprobar que nuestros abdominales comienzan a ver la luz, pues un músculo descansado rinde mejor y crece más rápido.

En Vitonica | Abdominales, orden que debemos seguir para obtener mejores resultados
En Vitonica | Evoluciona con tus abdominales
En Vitonica | Abdominales: mitos y errores
En Vitonica | ¿Qué hacemos mal al ejercitar nuestros abdominales?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario