Compartir
Publicidad

Mujeres y testosterona: ¿por qué entrenando con pesas no te convertirás en Hulk?

Mujeres y testosterona: ¿por qué entrenando con pesas no te convertirás en Hulk?
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Poco a poco se van viendo más mujeres en la zona de entrenamiento con peso de los gimnasios, pero todavía sigue siendo un territorio a conquistar. El miedo de muchas mujeres a coger un par de mancuernas o una barra se debe a la falsa creencia de que de la noche a la mañana conseguirán la masa muscular de un hombre. Y no de un hombre cualquiera: del mismísimo Schwarzenegger en sus mejores tiempos.

Pero esto no funciona así: por entrenar con peso (con un buen peso, entrenando en rangos de fuerza) no te vas a poner como Hulk. ¿Por qué los hombres tienen más facilidad para crecer muscularmente que las mujeres? Esto se debe a los niveles de testosterona en sangre, una hormona esteroidea andrógena.

La testosterona es la hormona responsable, entre otras cosas, del aumento de masa muscular. Se encuentra tanto en los hombres como en las mujeres y su producción tiene lugar en las gónadas masculinas y femeninas (testículos y ovarios respectivamente) y en menor cantidad en las glándulas suprarrenales.

La razón por la que aún entrenando con peso una mujer es muy difícil que presente la misma masa muscular que un hombre es por que éstos producen muchísima más testosterona que nosotras, lo cual implica una mayor facilidad a la hora de ganar músculo. Sólo hace falta que veáis los valores medios de testosterona en ambos sexos:

  • Hombres: 300 - 1000 ng/dl (nanogramos por decilitro de sangre)
  • Mujeres: 15 - 70 ng/dl (nanogramos por decilitro de sangre)
  • ¿Esto quiere decir que una mujer no puede ganar masa muscular? No, por supuesto que puede, pero no al nivel que lo hacen los hombres. De hecho el aumento de masa muscular, lejos de hacernos parecer masculinas, produce el efecto de "tonificación" que muchas desean: músculos firmes y cuerpo con formas, similar al concepto de "Bikini Fitness" (siempre y cuando el entrenamiento se vea acompañado por una dieta y un descanso adecuados).

    Además, a mayor masa muscular más rápido será también nuestro metabolismo, de modo que nuestro cuerpo solicitará más energía y facilitaremos la pérdida de masa grasa.

    Aparte, ganar masa muscular es un proceso lento que toma su tiempo: pensad que si a los hombres les cuesta ganar masa con la cantidad de testosterona que tienen (un hombre con la testosterona al nivel más bajo - 300 ng/dl - tiene más de cuatro veces más cantidad de esta hormona que una mujer en su nivel más alto - 70 ng/dl -), a nosotras nos costará mucho más. Ni de broma nos levantaremos una mañana pareciéndonos a una culturista: ganar músculo conlleva esfuerzo, constancia y un entrenamiento, dieta y descanso adecuados.

    Chicas, no tengáis miedo a poneros demasiado musculosas y entrenad con peso: ¡vuestro cuerpo os lo agradecerá!

    Imagen | Thinkstock
    En Vitónica | Chicas, perded el miedo a las pesas

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad

    Ver más artículos