Compartir
Publicidad

Efecto espectador: lo peor es no actuar ante una emergencia

Efecto espectador: lo peor es no actuar ante una emergencia
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después del artículo sobre soporte vital básico, que ha generado un interesante debate en los comentarios, creo que es bueno tratar el tema del efecto espectador, que consiste en que muchas personas no hacen nada ante una situación de emergencia.

El efecto espectador, por desgracia, ocurre con bastante frecuencia. De ahí la necesidad de tener unos conocimientos mínimos para actuar en ciertas situaciones de emergencia (como el soporte vital básico) o ser conscientes de que, mientras no empeoremos la situación, algo tenemos que hacer por intentar ayudar.

Es una simulación en que un hombre se lleva a una niña en contra de su voluntad. La pequeña forcejea, grita frases como “¡no eres mi padre!, haciéndo ver que no está a gusto. Se graba la reacción de los viandantes que ven la situación. Por desgracia la reacción más frecuente es mirar para otro lado. Eso sí, por suerte en algunos casos sí que hay alguien dispuesto a ayudar. ¿Qué os parece?.

Ya sea una persona inconsciente, un accidente de tráfico, un maltrato en la vía pública…

¿Cuántas veces al día se dan situaciones así y miles de personas pasan de largo, o actúan tarde?

Una persona puede estar en el suelo por mil motivos. Pensad en las situaciones donde una rápida actuación puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, por ejemplo, si la persona está en el suelo porque ha sufrido una parada cardíaca.

El no actuar en una situación de emergencia puede ser mucho peor que la situación de emegencia en sí misma, por eso es necesario que haya mucha conciencia acerca de las pautas de actuación.

Actuar quiere decir sencillamente hacer algo. Algo más que mirar al otro lado, que pasar de largo, que no hacer nada. Simplemente llamar a los servicios de emergencia, acercarte y comprobar que la persona está bien o preguntar a los demás viandantes si se está tomando alguna medida y reclamar ayuda a los transeuntes, poniendo de manifiesto que la situación es una emergencia y que se requiere ayuda.

Inseguridad pensando que alguien más preparado actuará, incertidumbre ante la situación, prisas, aspecto de la persona en apuros… Muchos factores sirven de excusa para no ayudar y propician que se produzca el efecto espectador. En nuestras manos está conocerlo y combatirlo.

Imagen | bruckerrlb
Vídeos | Youtube y youtube
Más información | tufisio.net

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos