La educación física es más que hacer ejercicio

Sigue a Vitónica

carrera

Hace poco hablábamos en Vitónica sobre lo útil que resultan las clases de educación física para hacer que los niños sean más activos y, por lo tanto, tengan un estilo de vida más saludable. Reflexionando sobre el tema, como se ve en los comentarios de dicha entrada, creo que todos llegamos más o menos a una conclusión similar: la educación física es más que hacer ejercicio.

Por educación física no solo debe permanecer el concepto de asignatura obligatoria que cada vez ve más reducida su presencia en las escuelas e institutos, puesto que no es simplemente una asignatura para hacer ejercicio: La educación física es una asignatura para enseñar a vivir, a alimentarse, a inculcar por qué es sano hacer ejercicio.

En el artículo que enlazo en el primer párrafo se habla de que aumentando las clases de educación física se consigue que los niños cumplan con el mínimo de actividad física que recomiendan los organismos de salud (en este caso hace referencia a los de Estados Unidos). Sin embargo, creo que es interesante hablar no solo de la cantidad, sino también de la calidad.

El objetivo de la educación física en escuelas e institutos no puede ser únicamente “obligar” a que los niños estén activos, sino que la idea principale es inculcarles valores, hábitos saludables, conocimientos acerca de por qué hay que comer más de unos alimentos que de otros, por qué unos son saludables y otros pueden perjudicar… La educación física debe suponer un sustento en el que un niño o adolescente pueda ir sentando las bases para una vida adulta activa y saludable.

Como siempre en estos casos, parte de responsabilidad está en la escuela o insituto, así como en los educadores encargados de impartir esta asignatura, sin olvidar que la responsabilidad más grande es la de los padres. De nada sirve enseñar en la escuela para que lo enseñado se pierda nada más salir por la puerta. La casa de cada niño es el lugar donde realmente la educación física puede calar hondo: padres que hacen ejercicio transmitirán esta afición a sus hijos. Padres que salen a montar en bicicleta o a hacer senderismo con sus hijos plantarán en ellos la semilla de este estilo de vida.

También con temas de nutrición: los niños no solo deben aprender que hay que comer de esto y no de lo otro: explicarles el por qué ayudará a que las prohibiciones sean comprensibles. Por supuesto, esto es solo mi punto de vista. Como seguro que me dejo muchas cosas importantes en el tintero, os espero en los comentarios.

Imagen | ourbethlehem

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios