Haz tus propias galletas de avena

Sigue a Vitónica

avena


En esta época de definición hay que buscar un montón de alternativas para la dieta, está claro que vamos remitiendo un montón de alimentos más que nada los hidratos, pero por la mañana tenemos un alimento que es clave, también para volumen, para dar energía sostenida al cuerpo: la avena.

No hay nada como la avena para desayunar con unos macronutrientes casi perfectos, sobre 100 gramos tiene 12 gramos de proteínas, 7 gramos de grasa pero sólo 1,4 gramos de saturadas y 56 gramos de hidratos de carbono pero hidratos complejos, como vemos unas características idóneas para un desayuno energético y equilibrado.

Es una desayuno ideal, pero seguramente pra muchos de vosotros os parece insípido y en muchas ocasiones intragable, sea con leche o zumo, así que para solventar este pequeño handicap el domingo experimenté en casa y os he creado este post para que hagas tus propias galletas de avena.

Ingredientes

  • Alimento principal: 150 gramos de copos de avena
  • Base: 2 plátanos maduros de tamaño médio.
  • Sabor: cucharada de canela en polvo y un limón exprimido
  • Proteína extra opcional: puedes usar una cazo de polvos de proteína de vainilla o chocolate para elevar la cantidad de proteína a la mezcla, aunque al calentarlo se perderán algunos aminoácidos, pero también servirá para darle más sabor.
  • Dulce: edulcorante líquido
  • Otros: papel vegetal para cocinar.

Pasos

      1. Precalentar el horno: nada más empezar lo ideal es ir calentado el horno a 180º para que cuanto tengamos la masa echa no tengamos que esperar nada
      2. Crear la base: aplasta los plátanos con un tenedor en un cuenco. Una vez bien aplastado échale el zumo de limón para potenciar el sabor de los plátanos.
      3. Alimento: pesa la avena y mézclala en otro bol perfectamente con la canela en polvo sin echar nada aún para equilibrar bien esta en toda la avena. Si le vas a echar la proteína hazlo aquí, sin que exista líquido es más fácil mezclarla correctamente.
      4. Unión: ahora es hora de unir los dos bol, el de los plátanos y el de la avena, para lo cual lo ideal es usar las manos, amasar la mezcla pero sin aplastarlo. Debes hacer que todo quede bien dividido y que toda la avena se junte perfectamente con los plátanos.
      5. Dulce: échale un chorrito de edulcorante líquido a la mezcla o masa que habrás conseguido y vuelve a darle unas vueltas con las manos para proporcionar sabor a toda ella y que no quede más en una que en otra.
      6. Bandeja: coge una bandeja del horno y cubre toda la base con papel vegetal especial para repostería. Nos servirá para que las galletas no se peguen a ella y no se queme, así una vez echas se retirarán fácilmente.
      7. Repartir base: con una cuchara vete poniendo bolas proporcionales por toda la badeja, aplástalas y dales la forma que desees, como veis yo las he hecho circulares pero puedes hacer lo que más rabia te de.
      8. Al horno: mete la bandeja en el horno ya precalentado a 180º. Pon el temporizador en unos 20 minutos para que se doren perfectamente las galletas, si según se va acabando el tiempo ves que quieres dorarlas un poquito deéalas unos minutos más.
      9. Las galletas: saca la bandeja y déjala reposar hasta que se enfríen del todo las galletas. Cuando esto ocurra ya las puedes retirar de la bandeja sin problemas y las puedes comer en el próximo desayuno, en incluso en el pre o post entreno.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios