Compartir
Publicidad

Algunos inconvenientes de masticar chicle sin azúcar

Algunos inconvenientes de masticar chicle sin azúcar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Masticar chicle es algo que hacemos todos nosotros, y es que es una buena forma de engañar al hambre y de mantenernos entretenidos. Normalmente el tipo de chicles que consumimos son los que no contienen azúcar pues son los mejores para evitar las caries y un contenido extra de calorías, aunque pueden traer consigo otros problemas que a la larga se harán notar en nuestro organismo.

La mayoría de chicles sin azúcar contienen edulcorantes que son los que proporcionan el sabor agradable, aunque pueden tener efectos secundarios en nuestro cuerpo. A esto debemos sumarle los colorantes y aromas añadidos así como el efecto que puede tener sobre nuestra dentadura.

Los principales edulcorantes que se utilizan para dar sabor a los chicles sin azúcar son la fenilalanina y el sorbitol. La fenilalanina es un tipo de aminoácido que apenas tiene efectos perjudiciales para nuestro organismo, aunque tampoco es fácilmente asimilado por lo que es expulsado. El problema está con el sorbitol, ya que como publicó la revista British Medical Journal, un grupo de investigadores alemanes ha descubierto que un abuso en su consumo puede ser el causante de una pérdida de peso severa ocasionada por una diarrea crónica.

El estudio asegura que el sorbitol es un tipo de sustancia que nuestro cuerpo no puede asimilar y es absorbida por el intestino provocando una serie de desajustes intestinales como dolores abdominales, malestar digestivo, diarrea crónica... Estos desajustes son la causa directa de un descenso brusco del peso y pueden acarrearnos otros problemas como deshidratación, pérdida de nutrientes...

No debemos olvidar que masticar chicle supone un ejercicio constante de nuestra mandíbula que puede acabar provocando un desgaste en las articulaciones de la boca y provocarnos dolores agudos en esta parte del cuerpo. Además, sí que es cierto que este tipo de chicles no nos producirán caries pero pueden ayudar a que nuestros dientes se muevan y acabemos por tener una mala mordida consiguiendo que nuestras piezas dentarias se desgasten en exceso como efecto de roces entre ellas.

No debemos olvidar que en la mayoría de chicles se utilizan muchos compuestos químicos como colorantes o aromas que a pesar de que son totalmente aptos para el consumo humano pueden a la larga tener efectos secundarios, pues no es recomendable un uso continuado de este tipo de sustancias. Es preferible consumir chicles con aromas naturales.

Con esto no queremos decir que los chicles sean algo nocivo para nuestra salud. Son un aliado para disminuir la acidez que sufre la boca después de una comida en la que no nos hemos lavado los dientes, además de ayudarnos a relajarnos en momentos de estrés. Pero eso sí, su consumo no debe ser habitual.

Más información | Hector's Labyrinth

En Vitonica | Los beneficios de mascar chicle En Vitonica | Ahora hay chicles que reducen el colesterol. ¿Tontería o milagro? En Vitonica | Mascar mucho chicle puede causar trastornos gastrointestinales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio