Publicidad

Dieta 80/10/10. Análisis de dietas milagro (XLI)

Dieta 80/10/10. Análisis de dietas milagro (XLI)
47 comentarios

Para que comprendamos que hay tantas dietas tentadoras para adelgazar como personas creativas en el mundo, hoy colocamos bajo la lupa a otra propuesta y realizamos el análisis de dietas milagro de la dieta 80/10/10.

¿En qué consiste la dieta 80/10/10?

La dieta 80/10/10, a diferencia de muchas otras alternativas milagrosas que ya hemos analizado, se basa en que por sobre todo, nuestro cuerpo necesita hidratos de carbono. Fue creada por un médico crudívoro y se promociona como una alternativa sana y fácil para perder peso.

Su nombre deriva de los porcentajes de nutrientes que aportan calorías a diario, así, un 80% de las calorías de la dieta deben proveerse por hidratos, mientras que un sólo 10% so provistas por proteínas y una cantidad similar por grasas.

Basándose en los beneficios de los residuos ácidos que los alimentos de origen vegetal proveen y en que no es necesario cocinar los alimentos, sino todo lo contrario si queremos favorecer la salud, la dieta propone un menú compuesto por gran cantidad de frutas frescas y una mínima ingesta de aguacate, semillas y frutos secos que proveen proteínas y grasas a la alimentación diaria.

Así, es frecuente consumir más de 1 kg de plátanos a diario, o de mango u otro tipo de frutas y en menor proporción verduras y hortalizas.

No requiere de la elaboración de platos sofisticados y por ello, es una alternativa "fácil" a la mirada de sus seguidores. Por supuesto, no se incluyen carnes ni lácteos en la dieta 80/10/10.

8010102

Errores de la dieta 80/10/10

La primer cualidad que destaca como uno de los errores de la dieta 80/10/10 es la prohibición de determinados alimentos y la restricción importante que propone, ya que sólo se pueden consumir determinados alimentos y sin superar las cantidades indicadas, sobre todo, si se trata de alimentos ricos en grasas o proteínas como el aguacate, los frutos secos o las semillas.

Por otro lado, este tipo de dieta no permite adecuarnos a la cultura y hábitos alimentarios populares, por lo que sería muy difícil socializar mediante el hecho de compartir una comida.

Asimismo, es una dieta carente de alimentos de origen animal y de legumbres así como cereales, por lo que puede ser muy difícil sostenerla en el tiempo. Incluso, la ausencia de legumbres y de carnes, hace que sólo tengamos a disposición unos pocos alimentos de origen vegetal que proveen calcio, hierro o zinc, lo que puede conducir a carencias nutricionales de relevancia.

Entonces, esta dieta tan restrictiva y original que básicamente consiste en consumir frutas, vegetales y semillas, es otra de las tantas dietas milagro que lejos de enseñarnos a comer y a vivir más sano disfrutando de las comidas, nos arrastra hacia la restricción y conducta dietante que tanto puede perjudicarnos.

Imagen | Lusi y Creactions

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios