Compartir
Publicidad

Dieta hipercalórica: alta en proteínas vs baja en proteínas

Dieta hipercalórica: alta en proteínas vs baja en proteínas
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas personas están continuamente buscando la dieta ideal, aquella en la que puedan comer mucha cantidad de comida sin almacenar ni un gramo de grasa. Por desgracia, nuestro cuerpo no puede mantener de forma continua un metabolismo acelerado mediante la ingesta de comida únicamente.

Un nuevo estudio realizado por la Sociedad de la Obesidad nos muestra unas conclusiones bastante interesantes acerca de las dietas hipercalórica y altas en proteínas vs dietas hipercalóricas con un porcentaje de proteínas bastante bajo. La composición corporal de los diferentes grupos fue totalmente distinta.

Composición corporal según el reparto de macronutrientes

Desde Vitónica siempre nos gusta dejar claro que una dieta debe contener los tres macronutrientes, proteínas, carbohidratos y grasas y que realmente ninguno de ellos es "el malo de la película" cuando se trata de no almacenar grasa corporal o incluso en el caso de tener que perderla.

Ahora bien, es cierto que dependiendo de los porcentajes de macronutrientes que utilicemos, nuestro cuerpo responderá de una u otra forma. Por ejemplo en este estudio se comprobó que sobrealimentando a varios grupos de personas mediante dietas hipercalóricas, el grupo que siguió una dieta alta en proteínas, aumentó su masa muscular un 45% del exceso calórica en forma te tejido muscular, mientras que los que consumieron una dieta baja en proteínas, almacenaron nada menos que el 95% en forma de grasa.

Cabe aclarar que los grupos que se formaron fueron tres en función del porcentaje de proteínas en su dieta. Uno de ellos contaba con un 5% de las calorías procedentes de las proteínas, mientras que los otros dos grupos contaban con un 15% y un 25% respectivamente.

Ahora bien, lo interesante de este estudio no es precisamente la ganancia de masa magra en las dietas hiperproteicas, sino que, el gasto energético producido por la termogénesis de la dieta (DIT) no fue alterado en las dietas altas en proteínas, es decir, el cuerpo se acabó adaptando a dicha dieta y no había diferencias significativas en relación a las dietas bajas en proteínas.

Además, se comprobó que en exceso energético, nuestro cuerpo almacena grasa, aunque sigamos una dieta hiperproteica. No es nada nuevo, pero así podemos corroborar lo que ya sabíamos: si queremos perder grasa, debemos seguir una dieta hipocalórica.

Vía | Obesity.org

Imagen | Thinkstockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos