Compartir
Publicidad
Publicidad

Más de la mitad de los españoles no toman un desayuno adecuado

Más de la mitad de los españoles no toman un desayuno adecuado
Guardar
36 Comentarios
Publicidad


Sin duda nuestras dietas han cambiado mucho respecto a la que tenían nuestros abuelos, y quizá la mayor influencia viene de la mano del ritmo de vida actual que nos hace correr y vivir casi sin tiempo. Uno de los principales cambios dietarios en la actualidad es en referencia al desayuno, pues más de la mitad de los españoles realiza un desayuno inadecuado.

Aun reconociendo la importancia de la primer y principal comida del día, se sabe que el hábito de desayunar se pierde con la edad y que la mayor parte de los españoles realiza una comida insuficiente en este momento del día.

La somnolencia de las primeras horas del día, sumado a las prisas por comenzar la jornada de estudio o de trabajo hacen que el desayuno no se realice correctamente o directamente se pase por alto. Esto a su vez condiciona el rendimiento físico e intelectual y no nos ayuda a cumplir con nuestras obligaciones diarias.

Asimismo, no realizar el desayuno, o realizarlo con escaso aporte energético y de nutrientes, no nos ayuda a controlar la ingesta de alimentos durante el resto del día ni a poner en acción al metabolismo, de allí la importancia de cuidar un poco más el desayuno.

Si lo que nos hace falta es tiempo, podemos ayudarnos el día previo, dejando casi todo listo para realizar el desayuno a primer hora de la mañana del día siguiente. Además, es importante tomarse un mínimo de 10 a 15 minutos para realizar esta primer comida del día y la podemos realizar en dos partes, beber algo como leche antes de salir de casa y culminar el desayuno cuando ya estemos sentados en nuestro trabajo, donde podemos comer algo sólido con más tranquilidad.

Incluso, podemos buscar opciones rápidas para desayunar, como un yogur al que añadimos frutas frescas, frutos secos y avena, que podemos realizar con sólo mezclar ingredientes.

Debemos buscar la causa de la ausencia del desayuno y analizar su composición (si lo realizamos) para que en caso de ser insuficiente o no estar presente en nuestra dieta, revertir la situación para comenzar el día de la mejor forma posible, con energía, mejorando la dieta y las tareas habituales.

Imagen | Ulises Muñiz
Vía | Consejos de tu farmacéutico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos