Compartir
Publicidad
Publicidad

No es igual dieta baja en hidratos que dieta cetogénica

No es igual dieta baja en hidratos que dieta cetogénica
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Habitualmente hablamos de dieta low carb o baja en hidratos como equivalente a dieta cetogénica, sin embargo, al momento de adelgazar con salud no es igual dieta baja en hidratos que dieta cetogénica en la cual hay de manera imprescindible presencia de cetosis en el organismo.

La dieta cetogénica sí es una dieta baja en hidratos, pues posee ínfimas cantidad de este macronutriente en su composición, pero por el contrario, las dietas low carb son reducidas en hidratos pero no tienen una cantidad tan escasa que favorecen la cetosis permanente en el organismo, es decir, tienen menos del 50% de sus calorías totales en forma de hidratos.

Si analizamos una dieta cetogénica y la comparamos con una dieta low carb, rápidamente podremos apreciar que en la primera los únicos hidratos que podemos tener son los derivados de algunas frutas y/o verduras, no llegando a un 10% de las calorías totales que se consumen por lo tanto, hay presencia de cetosis.

En cambio, en las dietas low carb los hidratos están reducidos respecto a las recomendaciones de 50-60% del valor calórico total, pero generalmente no permiten la cetosis en el organismo y aportan 30-40% de las calorías totales del día.

Ambas dietas permiten adelgazar, y aunque la dieta cetogénica permite un descenso de peso más rápido, es también más peligrosa, debe ser controlada y no puede realizarse por largo tiempo. También este tipo de dieta es más difícil de llevar a cabo, pues no podemos ingerir pan, pastas, arroz, cereales y otros derivados de granos y harinas mientras se realice, de manera de conservar la cetosis que permite remover grasas.

Por el contrario, las dietas low carb o bajas en hidratos permiten la inclusión de un mínimo de harinas, granos y derivados a diario, lo cual vuelve más llevadera la alimentación sin poner en riesgo la salud y permitiendo adelgazar siempre y cuando las calorías estén controladas. Es decir, con reducción calórica podemos reducir el aporte de hidratos a 40% y aportar los mismos con pan o cereales integrales, frutas, verduras y un mínimo de arroz o pastas que se consumirán unas 2-3 veces a la semana.

Si la finalidad específica es perder peso a expensas de grasa corporal, siempre será más llevadero y saludable llevar una dieta baja en hidratos, mientras que si sólo se necesita remover grasas del cuerpo, aun cuando no se quiere perder peso corporal, puede ser útil porque sólo se realizará un lapso de tiempo y en situaciones controladas, la dieta cetogénica.

Imagen | Cristiano Betta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos