Compartir
Publicidad

Para una vista sana: cuida la presión arterial y el colesterol

Para una vista sana: cuida la presión arterial y el colesterol
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La hipertensión arterial, así como el colesterol elevado en sangre, son grandes factores de riesgo cardiovascular. Sin embargo, recientemente se sabe también, que ambos factores incrementan las probabilidades de sufrir lesiones oculares.

Tanto la hipercolesterolemia como la presión alta parecen aumentar el riesgo de sufrir oclusión venosa retiniana, una enfermedad que provoca la pérdida de visión.

Dicha afección se genera cuando las venas que irrigan el ojo se obstruyen y se ocasiona un sangrado que acumula fluido en la zona ocular.

Una investigación irlandesa analizó 21 estudios realizados sobre pacientes con oclusión venosa retiniana y sobre individuos que no poseían la afección.

De la evaluación antedicha se desprende que el 63.6% de las personas que padecían la lesión ocular tenían al mismo tiempo, hipertensión arterial, mientras que de los individuos sanos sólo el 36.2% tenía la presión elevada en sangre.

También se observó que más del doble de los afectados por la enfermedad visual tenían colesterol elevado respecto a las personas sanas, ya que 35,1% de los primeros tenían hipercolesterolemia, mientras que sólo un 16,7% de los individuos que no padecían lesión ocular tenían colesterol alto.

Asimismo, se encontró una frecuencia levemente superior de diabetes entre quienes padecían oclusión venosa retiniana respecto a los que no.

Si bien se sabe que los individuos que sufren de hiperglucemia debido a la diabetes por largo tiempo, pueden ver afectada su visión, no se sabía la influencia sobre la salud ocular de la presión arterial y el colesterol sanguíneo.

Se sabe que las personas con presión alta tienen 3,5 veces más probabilidades de desarrollar lesión ocular, y los individuos con colesterol elevado tienen un riesgo 2,5 veces superior al resto de la población.

Si bien no se muestran explícitamente los mecanismos por los cuales ambas patologías metabólicas dañan la salud del ojo, pues se sabe que la circulación sanguínea se ve fuertemente afectada por dichos desórdenes y en la visión es imprescindible una adecuada irrigación.

Este estudio nos muestra claramente cómo en nuestro organismo está todo íntimamente relacionado, pues se requiere de un equilibrio total para mantener sano nuestro cuerpo y mente.

Entonces, sólo queda pensar en lo mucho que se logra prevenir y ganar en materia de salud si llevamos un estilo de vida saludable.

Todo depende de nosotros y por lo tanto, queda en nuestras manos únicamente, el destino de nuestra salud y bienestar.

Vía | Terra En Vitónica | Los efectos protectores de la luteína En Vitónica | No olvides las gafas (de sol) cuando vayas a esquiar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos