Compartir
Publicidad

Criterios que deben primar a la hora de entrenar dos grupos musculares juntos

Criterios que deben primar a la hora de entrenar dos grupos musculares juntos
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de los que asistimos al gimnasio solemos entrenar en cada jornada más de un grupo muscular. En muchos casos esto nos hace tener dudas de si hemos elegido bien los grupos adecuados y afines entre sí, y es que es importante que tengamos en cuenta la importancia de trabajar en el mismo día grupos musculares que no requieran el trabajo de la misma parte del cuerpo y que pueden pisarse el uno al otro.

Siempre hemos recalcado la importancia de no sobreentrenar los músculos, ya que un exceso de ejercicio es el principal problema con el que nos encontramos a la hora de obtener rendimiento en el gimnasio. Por lo general no solemos reparar en esto y elegimos los grupos musculares que vamos a trabajar en cada jornada al azar, cuando es necesario reflexionar y saber los grupos que son más afines.

Antes de nada debemos tener en cuenta que a la hora de discriminar por grupos musculares tenemos que hacerlo por el tamaño de los mismos, y es que vamos a distinguir entre músculos grandes y pequeños para así tener una referencia de la intensidad que vamos a utilizar en los entrenamientos de ambos, puesto que los músculos grandes al contener más fibras necesitan más intensidad que los pequeños. Por ello la elección de los grupos musculares que vamos a trabajar cada día va ir en función del tamaño de estos y de la ubicación en el cuerpo.

Cuando nos referimos a colocación en el cuerpo queremos decir el sitio que ocupan y si están o no involucrados a la hora de trabajar los músculos más grandes, ya que si intervienen en la ejecución de los ejercicios encaminados a entrenar el músculo principal de la jornada no será muy recomendable que los trabajemos, puesto que ya han sido pre entrenados a la vez que tocábamos los músculos mayores. Si por el contrario decidimos trabajar estos músculos lo haremos pero con menos intensidad de la acostumbrada, ya que tienen un límite que no debemos sobrepasar para evitar su fatiga.

Por ese motivo debemos saber combinar a la perfección los grupos musculares que son afines. Como recomendación vamos a separar los días de entrenamiento teniendo en cuenta los grandes grupos. En primer lugar un día entrenaremos el pectoral, que vamos a mezclar con el bíceps, que es un músculo más pequeño y no lo trabajamos mientras entrenamos el grupo muscular grande. En otra jornada entrenaremos la zona dorsal, que vamos a combinar con el tríceps, que apenas interviene en la realización de los ejercicios de dorsal.

Las piernas las vamos a trabajar separadas de los músculos grandes, aunque se pueden combinar, ya que tampoco intervienen en las rutinas que realizamos con estos grupos musculares. La zona de las piernas la trabajaremos en su totalidad, sin discriminar entre músculos grandes y pequeños dentro de las mismas. Los hombros sí que los vamos a trabajar solos, puesto que intervienen en casi todos los ejercicios del tren superior, y por eso no los podemos combinar con ningún otro grupo muscular excepto las piernas.

Es importante que tengamos esto en cuenta a la hora de entrenar, ya que de ello dependerán los resultados que vamos a obtener y el desarrollo de las fibras, puesto que un músculo cansado no responde de igual manera que uno que se encuentra en perfectas condiciones.

Imagen | melodi2

En Vitonica | Sobreentrenamiento: qué es y sus causas
En Vitonica | Empieza por los grandes grupos musculares
En Vitonica | Ejemplo de rutina por días y grupos musculares a trabajar en cada jornada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio