Compartir
Publicidad
Publicidad

Musculatura estabilizadora del tronco y la columna: su importancia en nuestro rendimiento

Musculatura estabilizadora del tronco y la columna: su importancia en nuestro rendimiento
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

La musculatura estabilizadora del tronco y de la columna, esto es, la musculatura con una localización profunda (cuadrado lumbar, transverso, oblícuos, erectores de la columna, multífidus...), es mucho más importante que la superficial a la hora de hablar de un mejor rendimiento deportivo, de la prevención de lesiones y de una mejor calidad de vida en general, debido a las funciones que realiza en nuestro cuerpo.

La musculatura estabilizadora es, en primer lugar, responsable de una buena postura corporal tanto en nuestro día a día como en la práctica deportiva. Al realizar cualquier ejercicio o movimiento debemos partir de una postura corporal correcta para una adecuada ejecución evitando compensaciones y para evitar posibles lesiones.

Además, la musculatura profunda de la faja abdominal (la zona del core) es el lugar donde se origina la fuerza que utilizaremos para cualquier movimiento, y es la responsable de actuar como transmisora de esas fuerzas hacia las extremidades. Esa transferencia de fuerzas necesita de una buena tonificación de la musculatura profunda para ser efectiva y permitirnos realizar el movimiento con el menor esfuerzo posible.

¿Cómo podemos trabajar la musculatura estabiliazdora?

Existen ejercicios específicos, como por ejemplo las planchas isométricas con todas sus variaciones, incluso aquellas en las que incluimos el movimiento para ganar en intensidad.

Sin embargo, una de las mejores formas de trabajar la musculatura profunda del abdomen es a través de los ejercicios básicos con peso libre: sentadillas, peso muerto, remos con barra... Todos demandan una alta activación de la musculatura estabilizadora, que utilizamos para mantener una postura correcta y para transmitir la fuerza desde la zona central hasta las extremidades.

Si queréis trabajar a conciencia vuestra zona media, priorizad el entrenamiento con peso libre sobre el entrenamiento con máquinas. Las máquinas guiadas estabilizan ellas mismas nuestra postura y delimitan el recorrido del movimiento a ejecutar, mientras que entrenando con peso libre es tarea nuestro realizar ese trabajando, mejorando de ese modo también las conexiones neuromusculares.

Imagen | iStock
En Vitónica | ¿Quieres más fuerza? Entrena tu core
En Vitónica | ¿Crees que tienes un core fuerte? Compruébalo con el roll-up

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos