Compartir
Publicidad
Publicidad

Punción seca: tratamiento invasivo de los puntos gatillo

Punción seca: tratamiento invasivo de los puntos gatillo
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los puntos gatillo, esas zonas tensas que generan tantas molestias musculoesqueléticas, y que en muchas ocasiones no son bien diagnosticadas y no reciben el tratamiento adecuado. Si no lo habéis hecho, os invito a leer la entrada sobre puntos gatillo y dolor, pues en ella se basa el tema que ahora trataremos, la punción seca de los puntos gatillo.

Cuando hablamos de fisioterapia invasiva nos referimos a técnicas, como su nombre indica, que suponen, en cierto modo, una agresión. En el caso de la punción seca de los puntos gatillo, se utiliza una aguja, que se introduce en la piel hasta llegar a la profundidad necesaria a la que se encuentra el punto gatillo.

¿Cómo se realiza la punción seca?

En punción seca (dry needling en inglés) se emplea unaaguja similar a las que se utilizan en técnicas como la acupuntura, solo que aquí lo que interesa es el efecto mecánico del hecho de "pinchar" con la aguja sobre la zona exacta donde se localiza el punto gatillo que está generando problemas. Se llama "punción seca" puesto que no se introduce ninguna sustancia o medicamento. En los primeros estudios sí que se introducía, pero se vio que la eficacia de la técnica derivaba de la forma de realizar la punción, no del componente que se inyectara.

Por ello, por usar la aguja como agente físico para realizar un tratamiento, es una competencia de los fisioterapeutas, que deben estar formados en esta técnica de forma teórica y práctica, mediante cursos de posgrado.

¿Resulta dolorosa la punción seca?

Decir que no sería mentir: Si, la punción seca duele. Se le advierte al paciente de que la punción genera dolor, eso sí, dura muy pocos segundos, y es perfectamente soportable estando un poco preparados, para que no nos pille por sorpresa.

También es importante señalar que después de la sesión aparecerá dolor en la zona. Es un dolor muy similar al que producen las agujetas. Sobre todo, al día siguiente, pudiendo durar varios días más, dependiendo de la persona y del punto donde se haya realizado la punción. Como digo, aunque el dolor pueda durar varios días, es llevadero si estamos acostumbrados al dolor muscular después del ejercicio, pues es similar.

Aunque yo no la practico, compañeros que trabajan mucho con punción seca comentan que algunos pacientes les han referido "que no avisen de que duele tanto, que molesta, pero se soporta bien". Es más, cuando no conocen la técnica, muchas personas piden calor, masaje y otras técnicas pasivas. Cuando conocen la técnica, piden "que los pinches", porque han comprobado que, aunque resulte molesta en el momento, es muy eficaz para este tipo de dolor musculoesquelético originado por los puntos gatillo.

¿Es un tratamiento eficaz?

La punción seca cuenta con muchos admiradores, aunque también tiene sus detractores. Lo que es interesante es que tiene diversos estudios que avalan su eficacia, por lo que es un tratamiento en muchos casos de primera elección, por sus buenos resultados.

Tiene sus indicaciones y contraindicaciones, que habrá que valorar en cada caso. Hay que señalar que, como técnica que es, no tiene sentido realizarla de forma aislada, sino que se integra dentro del tratamiento fisioterápico, junto con otras técnicas, y también es necesario una actuación centrada en la educación al paciente, cambio de hábitos que provoquen o mantengan la activación de puntos gatillo, etc.

En la mayoría de los casos, un estilo de vida activo, y pautas de ejercicio físico, serán una excelente opción para disminuir la probabilidad de recaídas. ¿Qué opináis vosotros? ¿Habéis recibido este tipo de tratamiento? Dejad cualquier aportación en los comentarios.

Imagen | Acid Pix

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos