Algunos ingredientes de las bebidas energéticas pueden perjudicarnos

Algunos ingredientes de las bebidas energéticas pueden perjudicarnos
Sin comentarios

En los últimos años han aparecido numerosos tipos de bebidas energéticas que se han convertido en un habitual para muchos de nosotros, y es que hemos sustituido los tradicionales refrescos por la ingesta de estas nuevas bebidas. Pero, ¿realmente es bueno este cambio?

Este tipo de bebidas en principio iba dirigido a personas que habitualmente practicaban deporte o tenían una vida bastante activa y necesitaban de una ayuda extra para tener la energía suficiente. Actualmente las bebidas energéticas las consumimos casi todos, y es por esto que debemos saber de qué están compuestas y los efectos que pueden tener en nuestro organismo.

Por lo general las bebidas energéticas contienen en su composición sustancias estimulantes como la cafeína, la taurina... de diversa naturaleza que actúan sobre nuestro sistema nervioso influyendo a nivel psicomotriz, nivel de atención... Este tipo de sustancias no deben consumirse en exceso, pues activan una serie de mecanismos en nuestro organismo que pueden traernos consecuencias.

Esta sustancias estimulante pueden ser beneficiosas siempre y cuando se consuman en las dosis adecuadas, ya que nos ayudan a activar nuestro sistema nervioso y mostrarnos más atentos y despiertos. Un exceso en su consumo puede conseguir que aumente la frecuencia cardiaca, nos volvamos hiperactivos, agitados, puede causarnos insomnio, y si las dosis son muy elevadas podríamos acabar teniendo un trastorno nervioso serio.

Uno de los principales componentes de muchas de estas bebidas energéticas es la taurina. Se trata de un aminoácido que no se incorpora a las proteínas, sino que es libre y se encuentra en la carne animal, por lo que está presente en nuestro cuerpo a través de otras vías. Sus funciones son un tanto confusas, y es que se cree que puede ser un neurotransmisor o intervenir en el equilibrio del agua de las células así como ser un desintoxicante frente a químicos extraños.

Los estudios al respecto no son concluyentes, aunque se cree que en exceso puede llegar a ser tóxico. Eso si, este tipo de bebidas no deben mezclase con alcohol, pues éste potencia su acción y podemos experimentar una aceleración del ritmo cardiaco con lo que ello supone.

Nunca debemos hacer de este tipo de bebidas algo habitual, pues hay mucha gente que ya ha empezado a sustituir otras bebidas como el agua en las comidas por preparados energéticos. Otros han sustituido estimulantes naturales como el café o el té que aportan más beneficios a nuestro organismo.

En Vitonica | ¡Cuidado con las bebidas energéticas! En Vitonica | Un estudio indica que tras el ejercicio, lo mejor es un tazón de leche con cereales

Temas
Comentarios cerrados
Inicio