Compartir
Publicidad
Así tienes que cuidar la salud de tus mascotas en verano
Prevención

Así tienes que cuidar la salud de tus mascotas en verano

Publicidad
Publicidad

El calor del verano nos deja a todos un poco empanados y es importante cuidar especialmente la salud. También es importante dedicar un poco más de atención a nuestras mascotas, que no tienen la capacidad de decirnos que tienen calor, pero desde luego que lo tienen y lo sufren tanto o más que nosotros. Así que aquí van algunos consejos a seguir siempre, pero especialmente en verano.

Que siempre tengan agua disponible

Gatos y perros tienen distintas costumbres respecto a cuando y cómo beber agua: los perros lo hacen de sus bebederos cuando tienen sed, pero puedes animarles a beber si les guías hacia ellos y se lo dices. Algunos gatos son muy suyos y solo beben de agua en movimiento, por eso se sitúan al lado del fregadero de la cocina o dentro de la bañera y maúllan para pedirte que les abras el grifo.

En cualquier caso, asegúrate de que siempre tengan agua disponible para cuando tengan sed. En el caso de un gato, considera invertir en una pequeña fuente que siempre tenga su agua en circulación. En el caso de un perro, no está de más llevar una botella de agua contigo en los paseos, puedes verterla en tu propia mano para facilitarle a tu perrete que beba, o llevar un pequeño cuenco para que cumpla esa misma función.

gatete-calor

Sácalos cuando haga menos calor

Piensa que para tu perrete, el calor no solo es incómodo en la piel, es que además le puede quemar las patas si el suelo está muy caliente. Por eso, busca las horas menos abrasadoras para salir a pasear: la primera hora de la mañana cuando el sol aun es suave o a última hora de la tarde cuando ya ha aflojado.

Si está acostumbrado a salir a medio día, que sea un paseo lo más breve posible y buscando siempre la sombra.

Nunca dejes a tu perro en el coche

En unos pocos minutos, tu perro puede sufrir un golpe de calor que le haga mucho daño e incluso le cause la muerte. Por eso, nunca dejes a tu perro dentro del coche y te vayas, aunque sea solo un momento. Si vas a tener que parar a hacer algún recado, lo mejor es que le dejes en casa los días de más calor.

perro-ventanilla-coche

Protégelos de mosquitos, pulgas y otros parásitos

En verano proliferan los bichos y también es más probable que tus animales estén en contacto con el exterior, así que asegúrate de que cuentan con la protección que necesitan llevando al día la medicación antiparasitaria que te recomiende tu veterinario.

Protégelos del sol

Gracias al pelaje la mayor parte de su cuerpo está protegida pero algunas zonas, como las orejas, la tripa o el hocico están más expuestas al sol. Existen protectores solares para mascotas que pueden ayudarte a protegerles y evitar quemaduras: consulta a tu veterinario, especialmente si piensas llevar a tu perro a la playa.

Cuidado si se meten en el agua: no asumas que saben nadar

perro-playa-mar

Si decides pasar un día de playa con tu mascota, ten cuidado con el agua a no ser que estés seguro de que sabe nadar, y aun así, mantente vigilante en caso de que haya olas grandes o resaca marina que pueda arrastrarlos mar adentro. En caso de meterse en una piscina, ten en cuenta que quizá no pueda salir sin ayuda.

En cualquier caso, no te despistes y asegúrate de que tu perrete no se mete en el agua sin que tú estés cerca. Si quieres bañarte con él, déjale el arnés puesto y sujeta su correa a tu muñeca, de esa forma nunca se alejará demasiado de ti y podrás ayudarle si es necesario.

Controla su peso

perro-activo-verano

El sobrepeso es el principal factor de riesgo para la salud de perretes y gatetes. Tras un invierno con menos actividad, es habitual que lleguen a la primavera y el verano con algunos kilos de más, y estos son los meses ideales para que vuelvan a su peso saludable. Asegúrate de favorecer que estén activos y hagan todo el ejercicio que necesitan.

Por otro lado, controla lo que comen. Sabemos que es difícil resistir la mirada suplicante de tu mascota mientras estás en la mesa y quiere un poquito de lo que sea que estás comiendo, pero es importante que su dieta sea equilibrada y adecuada a su especie, tamaño y edad. Con el tiempo, el exceso de peso deja graves secuelas en su salud.

Imágenes | Pixabay
En Vitónica | Once beneficios que tu mascota aporta a tu salud

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio