Compartir
Publicidad
Publicidad
Cinco consejos para ver el eclipse con seguridad (y tres mitos que no debes creerte)
Prevención

Cinco consejos para ver el eclipse con seguridad (y tres mitos que no debes creerte)

Publicidad
Publicidad
Evolución del eclipse solar ocurrido el 3 de octubre de 2005

Este lunes 21 de agosto se producirá un eclipse solar visible en gran parte del mundo. En Estados Unidos será un eclipse total: la luna bloqueará totalmente la luz del sol durante algo más de dos minutos, yendo desde la costa del Pacífico hasta la atlántica.

En España también podrá verse, aunque será de carácter parcial, y ocurrirá a última hora de la tarde, justo antes de ponerse el sol, sobre las 20:40. Será en Galicia y en Canarias donde el sol se verá más cubierto.

Si te interesan los fenómenos astronómicos, o simplemente pasas por allí en el momento justo, esto es lo que debes tener en cuenta si quieres observar el eclipse.

Consejos para ver el eclipse con seguridad

  1. Protege tus ojos. Mirar directamente al sol puede hacerte daño en la retina, así que utiliza filtros adecuados para hacerlo. Las gafas de sol normales no sirven para ello, hay que hacerse con unas gafas con filtros especiales. También sirve una máscara con filtro de soldador, para quien tenga una a mano.

  2. Tampoco es buena idea mirar al sol a través de una cámara de fotos, unos prismáticos o un telescopio, porque podemos sufrir el mismo daño. Conviene hacerse con unos filtros solares especiales para estos dispositivos.

  3. Un sistema fácil y sencillo para quien no tenga uno de estos filtro a mano es utilizar un sistema de proyección casera, utilizando dos cartulinas: una de ellas con un pequeño agujero, deja pasar la luz del sol que se proyecta en la otra, a unos palmos de distancia. En esta se podrá ver la circunferencia del sol y como esta es progresivamente cubierta por la de la luna.

  4. Si nada de esto está a tu alcance, o en el lugar en el que te encuentras en eclipse no es visible por geografía, clima o contaminación lumínica, siempre te queda la opción de seguir el streaming que llevará a cabo la NASA, así como el de esta otra página web, en el que varios astrónomos irán explicando lo que ocurre en español.

  5. Ten especial cuidado con los niños. Asegúrate de que no miran al sol directamente sin protegerse. La idea de la proyección puede ser una buena solución si tienes a tu cargo varios críos y no tienes filtros para todos.

niños-ecplise-solar

Si pones en práctica estos consejos, estarás listo para disfrutar de un espectáculo astronómico poco habitual y que lleva fascinando a la humanidad desde hace milenios. Tanto es así que corren todo tipo de bulos y mitos relacionados con los supuestos efectos que tienen los eclipses sobre nosotros.

Los eclipses y el embarazo

Varias culturas tradicionales asocian los eclipses con daños al feto y problemas durante el embarazo. Los aztecas, por ejemplo, creían que un eclipse era resultado de que un bocado fuese arrancado de la luna. Esto se tradujo en la superstición de que si una mujer embarazada observaba un eclipse, un bocado sería arrancado de su hijo nonato.

Esto se traducía en que el bebé nacería con defectos faciales, como el paladar o el labio hendido. Para evitarlo, las mujeres debían evitar exponerse al eclipse, sostener un objeto metálico y llevar ropa interior roja.

Sobra decir que, aunque la causa del paladar y el labio hendido que padecen algunos niños en su nacimiento no se conoce, no se han encontrado vínculos entre los eclipses y malformaciones durante el embarazo.

Los eclipses y la comida

En algunos lugares como la India, mucha gente hace ayuno durante todo el día del eclipse convencida de que los alimentos cocinados o procesados durante el eclipse pueden ser venenosos.

La supuesta razón es que, al ocurrir un fenómeno fuera de lo normal en el que desaparecen los rayos del sol y su efecto antibacteriano, los microbios proliferan con mucha más velocidad y virulencia. El fenómeno extraordinario también afectaría a nuestro cuerpo, que estaría confuso y podría no procesar bien los alimentos.

No hay evidencias científicas que sustenten esta idea. Un eclipse solar es simplemente una sombra, pero más extendida, y no supone un problema dejar alimentos a la sombra (obviamente, un tiempo sensato, que fuera de la nevera con el calor del verano no debería ser demasiado prolongado en ningún caso).

eclipse-solar-progresion

Los eclipses y tu cumpleaños

Algunas corrientes astrológicas aseguran que si un eclipse ocurre el día de tu cumpleaños, o justamente seis meses después de tu cumpleaños, es una señal de que sufrirás graves problemas de salud. No debería hacer falta, pero vamos a decirlo, por si acaso: no hay ninguna evidencia de que una relación entre los eclipses y nuestra salud, incluyendo esta tan peregrina.

Con este tipo de teorías conviene recordar el llamado sesgo de confirmación, por el que solemos recordar las ocasiones en que dos fenómenos coinciden, pero olvidamos todas aquellas veces, más numerosas, en que no coinciden.

Por ejemplo, si tu cumpleaños coincide con un eclipse, y después enfermas, probablemente recordarás la coincidencia y le otorgarás una importancia desproporcionada, mientras que en muchas ocasiones anteriores, ambos fenómenos no coincidieron y quizá también sufriste algún problema de salud, y de eso no te acuerdas.

Imágenes | Wikimedia
En Vitónica | Buenos hábitos para cuidar la salud de los ojos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos