Compartir
Publicidad
Tu flora vaginal es importante: así puedes cuidarla
Sexualidad

Tu flora vaginal es importante: así puedes cuidarla

Publicidad
Publicidad

Hemos hablado en otras ocasiones de la microbiota o flora intestinal, el conjunto de bacterias beneficiosas que viven de forma habitual en nuestros intestinos y que nos ayudan a llevar a cabo las últimas fases de la digestión.

Hoy vamos a hablar de la flora vaginal, formada también por bacterias beneficiosas que viven en la vagina y que ayuda a preservarla de infecciones por parte de bacterias patógenas y otros microorganismos como los hongos.

El equilibrio de la flora vaginal

Habitualmente estas bacterias, que pueden ser de distintos tipos pero las más habituales pertenecen al grupo de los Lactobacillus, se encuentran en equilibrio y no hay mayor problema. En esos casos, la vagina no tiene un olor muy fuerte y pueden producirse pequeñas secreciones que varían con el ciclo menstrual pero que tienen un color blanquecino y sin olor penetrante.

Algunas cosas pueden alterar ese equilibrio: la edad, los embarazos, la menopausia, el consumo de antibióticos o problemas inmunológicos, por ejemplo. Esto puede desembocar en la proliferación de esos otros microorganismos patológicos y causar infecciones como la vaginosis bacteriana o la candidiasis.

mujer-flora-vaginal

Cuando esto ocurre, ¿hay algo que puedas hacer para remediarlo? Aquí van algunos consejos

Ve al ginecólogo

Ante la sospecha de algún cambio en tu flora vaginal o de una infección vaginal, acude a la consulta de un ginecólogo. Estos cambios pueden ser cambios en el olor de tu vagina, cambios en la cantidad, la textura o el olor de sus fluidos, picores o irritación y pueden deberse a una infección por hongos o por otras bacterias. El diagnóstico de un profesional y su tratamiento son lo que mejor puede ayudarte a combatirla.

Mantén una higiene correcta

Y ojo porque esto no significa usar productos o procedimientos complejos. Lo mejor que puedes hacer es lavarte con agua, limitando el uso de jabones e impidiendo que entren en el interior de tu vagina, porque eso podría alterar aun más la flora. A continuación, sécate con una toalla limpia.

Eso quiere decir que es mejor evitar jabones, desodorantes o polvos en toda la zona genital.

Evita las duchas vaginales

Estos productos están en desuso, aunque todavía hay quien los utiliza pensando que le está haciendo un favor a su salud. Con ellos se introduce en el interior de la vagina un líquido limpiador que expulsa hacia fuera todos los fluidos que haya en su interior. Habitualmente se utiliza después de la menstruación o de mantener relaciones sexuales.

mujer-vagina-bacterias

El problema es que se lleva consigo también toda la flora, favoreciendo la proliferación de bacterias perjudiciales y hongos. Por eso es mejor prescindir de ellas. La vagina tiene sus propios procesos para expulsar lo que deba ser expulsado.

Esto incluye también los baños de vapor, como los que recomienda Gwyneth Paltrow. En este caso, no solo te expones a perjudicar tu flora, sino que puedes sufrir quemaduras en una piel tan sensible.

Elige bien tu ropa interior

Algunos tejidos, como el nylon o la seda, no transpiran lo suficiente, y eso puede crear un ambiente de humedad en el que las bacterias peligrosas proliferen más de la cuenta.

En vez de eso elige ropa interior de algodón que transpire y así te ayude a mantener la zona vaginal seca y limpia. Evita el uso de tangas y otras prendas en las que la tela esté en contacto directo con la zona del interior de la vulva.

Evita también utilizar pantalones demasiado apretados que puedan causar irritaciones en esa zona.

Utiliza anticonceptivos de barrera en tus relaciones sexuales

El uso de preservativos durante las relaciones sexuales vaginales, orales y anales es la mejor forma de evitar las enfermedades de transmisión sexual. También es un método eficaz para preservar la flora vaginal y evitar que entren en la vagina bacterias externas que puedan causar una infección.

mujer-desnuda-piña

Si estás tomando antibióticos...

El uso de antibióticos para tratar una infección puede afectar a la flora intestinal y vaginal. Al fin y al cabo, los medicamentos no distinguen entre bacterias buenas y bacterias malas. Por eso en algunos casos es recomendable el uso de algún producto probiótico si se van a tomar antibióticos.

Pero ojo porque esto también es mejor consultarlo con tu médico, porque estudios recientes sugieren que el consumo de productos probióticos estándar no sirve igual a todo el mundo, y para algunas personas no tienen ningún efecto, así que puede ser un malgasto de dinero y tiempo el utilizarlos.

Ah, y aunque lo dijese Chenoa en televisión, lo de untarse yogur tampoco parece tener demasiada eficacia.

Imágenes | Unsplash
En Vitónica | Baños de vapor vaginales: una más de las peligrosas ideas sobre salud de Gwyneth Paltrow

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio