La ortiga, ¿mala hierba o una fuente de beneficios para la salud?

Sigue a Vitónica

ortigas.jpg

Es conocida por todos nosotros como una mala hierba, pero en realidad no es nada mala, pues la ortiga tiene un montón de utilidades y es una gran fuentes de nutrientes y beneficios para nuestro organismo.

Desde antiguo se ha utilizado para aliviar diferentes dolencias. Hoy en día es un ingrediente habitual usado en medicina, aunque su reputación sigue siendo la de una mala hierba. En Vitónica queremos que conozcáis más a fondo una especie de planta llena de beneficios para nuestra salud.

La ortiga es un alimento completo pues tiene un alto contenido en nutrientes. Destaca por la cantidad de hierro y selenio que contiene, así como por ser una importante fuente de proteínas. Contiene entre 6 y 8 gramos de proteínas por cada 100 gramos si la consumimos fresca; si la dejamos secar, esta cantidad aumenta hasta los 30 o 35 gramos. Además, es una gran fuente de vitamina A, C Y K.

Pero no sólo cabe destacar sus propiedades nutricionales, sino que tiene infinidad de usos medicinales entre los que destacan su alto poder vasoconstrictor que la convierte en un remedio útil para detener hemorragias. Es un potente limpiador del organismo debido a sus propiedades depurativas. Es por esto que es una variedad muy utilizada en dietas de adelgazamiento, además, esta función hace que expulsemos de nuestro organismos residuos ácidos que nos producen afecciones reumáticas, hepáticas, gota, cálculos renales o arenillas en la orina.

Su alto contenido en hierro y clorofila hace que sea muy recomendable su uso en anemias, pues estimula la producción de glóbulos rojos. También se usa cuando existe un trastorno digestivo, pues estimula el funcionamiento del páncreas, el estómago y la vesícula viliar. Es un alimento muy recomendado para los enfermos de diabetes pues ayuda a reducir los niveles de azúcar en sangre.

En el campo de la cosmética también se utiliza habitualmente la ortiga, pues tiene propiedades embellecedoras y limpiadoras de la piel tanto consumiéndola como aplicando su jugo subcutáneamente. Sus efectos van más allá, pues es un buen aliado contra el acné, los eccemas e incluso la psoriasis. Además, es un potente remedio contra la caspa y ayuda a tener un pelo más fuerte y saludable.

Podemos adquirir ortigas en herboristerías o directamente de la naturaleza. Su preparación es sencilla, pues se pueden servir en tortilla, zumo, infusión... y además de ser un ingrediente saludable, dará a nuestros platos un sabor diferente y a nuestro organismo muchos beneficios.

En Vitonica | El peligro de las plantas adelgazantes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario