Compartir
Publicidad
Asociaciones médicas y científicas no deberían venderse a la industria alimentaria
Alimentos

Asociaciones médicas y científicas no deberían venderse a la industria alimentaria

Publicidad
Publicidad

Y es que ya era hora de que alguien pusiera orden al sin sentido de que Asociaciones Médicas tan importantes como la de Pediatría salieran en televisión relacionándose con productos alimenticios como las galletas.

Que estas asociaciones recomendasen consumir hortalizas, frutas o verduras entraría dentro de la lógica, pero a poco que uno sepa de nutrición y lea la composición nutricional e ingredientes de una galleta, se dará cuenta de que una galleta no es el alimento más adecuado para que madres o niños lo tomen como referente.

El caso de la Asociación Española de Pediatría y las galletas Dinosaurus

Este ha sido uno de los casos más sonados y criticados por parte de los dietistas. Una asociación tan importante como los pediatras respalda a la industria alimentaria por medio de un alimento de baja calidad nutricional. Y lo más grave, dirigiéndose a un colectivo tan sensible como son los niños pequeños y sus padres-madres.

Una galleta no deja de ser más que bollería. Y bueno, tampoco es que sea veneno, pero sí es cierto que es totalmente prescindible en la dieta de un niño y que puede sustituirse por alimentos más nutritivos. Por tanto, una asociación médica tan importante, por ética, no debería colaborar con según qué marcas asociadas a alimentos de dudosa calidad nutricional.

La Asociación Médica de Pediatría salió al paso en su día con un comunicado en el que hacen alusión a que ellos no "avalan" ningún producto alimenticio, sino que la marca de ese alimento es entidad colaboradora de la asociación.

AEP Galletas Dinosaurus

El caso es que un alimento totalmente prescindible en la dieta de un niño tiene en su envoltorio un logo bastante notorio de una asosiación médica importante, lo que ello conlleva a efectos de publicidad sobre el que lo ve. Quieran verlo o no, condiciona al consumidor, sobre todo si no tiene una formación adecuada en nutrición.

El caso de la Fundación Española del Corazón y Megared®

Otro caso de una entidad médica de renombre que respalda a un complemento alimenticio a base de omega-3. Es cierto que su publicidad es más discreta y también nombra alimentos ricos en omega-3, pero no deja de ser el tomar a una entidad médica para respaldar a un complemento que es totalmente prescindible en nuestra dieta.

Como veis en el anuncio, hacen alusión a que igual no comemos suficientes alimentos con omega-3 y entonces este complemento ayudará a nuestro corazón...Se me ocurren mil formas de ayudar a nuestro corazón antes que consumir un complemento de omega-3.

Por no hablar de la cantidad efectiva que uno de estos complementos nos aportaría de omega-3. Con cualquier otro alimentos de los que vemos en el anuncio estaríamos tomando muchísmo más omega-3. Lo que decimos, un complemento totalmente prescindible.

Asociaciones médicas o científicas ya no podrán bajarse los pantalones antes la industria alimentaria

No se me ocurre más argumento que el dinero para que asociaciones médicas y científicas tan importantes cedan a anunciarse junto a alimentos o complementos que no aportan nada a la dieta.

La Organización Médica Colegial ya está tomando cartas en el asunto a raíz de la aprobación de una declaración de la Comisión Central de Deontología (CCD). En esta declaración se planteaba el conflicto ético que existe en que asociaciones y organizaciones médicas o científicas avalen según qué productos alimentarios.

Y es cierto que no hay alimentos buenos o malos, pero sí que los hay prescindibles y una asociación médica o científica debe ser objetiva y respaldar aquello beneficioso para la salud, y no simplemente algo inocuo o nutritivo.

Cuando un alimento poco nutritivo es respaldado por una asociación médica o científica, existe un conflicto ético.

Antes, el conflicto de intereses y la conducta ética estaba más regulada en torno a la industria farmacéutica, pero los actores han cambiado y ahora la industria alimentaria tiene también que someterse a esta regulación.

Todas las asociaciones médicas y científicas ya han sido informadas sobre la conveniencia de evitar esta mala praxis, esperemos que no se den más casos. De hecho, la norma es de obligado cumplimiento, por lo que a partir de ahora no deberíamos de ver más por televisión a este tipo de asociaciones relacionadas con alimentos o complementos de dudosos beneficios para la salud.

En cuestión de anuncios no sé, pero como podéis ver en la imagen de portada, en la web de las galletas en cuestión sigue apareciendo el logo de la Asociación Española de Pediatría.

En Vitónica | Médicos en contra de los consejos perjudiciales en televisión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos