Compartir
Publicidad

Espárragos blancos VS verdes

Espárragos blancos VS verdes
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos conocemos un alimento presente en nuestra dieta y que aporta sabor a las comidas, además de dotarnos de nutrientes muy valorados y necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Se trata de los espárragos. En el mercado podemos encontrar dos tipos, el espárrago blanco y el verde. Por ello en este post nos queremos detener en las diferencias entre un tipo de espárrago y otro.

Seguro que en infinidad de ocasiones nos ha surgido la duda de las diferencias entre ambos tipos de espárragos. Es cierto que el origen de estas variedades es el mismo, solo que los blancos se recogen cuando son solamente brotes y aún no han salido a la superficie, mientras que los verdes han salido enteros al aire y les ha dado el sol. Esto hace que los espárragos verdes contengan más nutrientes, aunque en rasgos generales tienen unas características muy parecidas.

Pocas calorías

Ante todo hay que tener presente que estamos ante un alimento bajo en calorías, sea de la variedad que sea. Por ello son muy buenos e indicados para dietas de adelgazamiento o de control de peso. A esto hay que sumar sus propiedades diuréticas que se encuentran en la asparragina, que es la encargada de potenciar este efecto diurético. Ambos la contienen y por ello es muy bueno sus consumo de manera habitual.

Espárragos verdes, más nutrientes

Pero en el caso de los espárragos verdes hay que destacar que contienen muchos más nutrientes en rasgos generales debido a esa maduración que han sufrido al sol. Es cierto que si hablamos de proteínas y azúcares, los verdes tienen menor cantidad que los blancos. Pero en el resto de nutrientes se quedan más cortos los blancos. Es cierto que contienen los mismos nutrientes, pero la cantidad varía enormemente.

En el caso de los verdes la cantidad de vitaminas del grupo B es mayor que en los blancos. Lo mismo sucede con la vitamina C, la E y la A, que ambos la contienen pero los verdes tienen más cantidad, al igual que el ácido fólico. No debemos olvidar los compuestos bioquímicos que nos aportan los espárragos verdes y que nos ayudarán a la hora de mantener nuestro organismo en perfecto estado.

Fibra

Ambos tipos de espárragos contienen fibra en abundancia que nos ayudará a mantener un organismo perfectamente depurado y libre de toxinas, pero los verdes tienen mucha más cantidad y de una mayor calidad, ayudando mucho mejor a la hora de arrastrar sustancias de desecho del organismo y en la síntesis de las grasas por parte del intestino. Por ello es bueno que los incluyamos ambos en la dieta, pero si tenemos a mano la variedad verde, siempre será más recomendable.

Imagen | -alice-

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos