Compartir
Publicidad

Consejos para empezar a correr por la montaña

Consejos para empezar a correr por la montaña
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Está claro el auge del running, pero paralelo a esta fiebre por correr también está creciendo la pasión por los trail o carreras de montaña. Es totalmente diferente correr por asfalto o superficie regular que por montaña, de ahí que no vengan mal algunos consejos para empezar a correr por la montaña.

Aspectos como la técnica, el equipamiento o la forma de afrontar una carrera, son totalmente diferentes a correr por asfalto. Por tanto, empezar a correr por la montaña requiera de algunos aspectos a tener en cuenta:

Consejos sobre equipamiento, técnica y entrenamiento para empezar a correr por la montaña

  • Las zapatillas deben tener un buen agarre: sobre todo si corremos por terrenos con piedras o grava suelta. Las zapatillas para trail suelen tener una especie de tacos pequeños para mejorar el agarre, al igual que un material de corte más robusto. En la mayor parte de casos unas zapatillas al uso no sirven para correr por montaña.
  • Siempre hay que llevar algo de abrigo: nunca se sabe el tiempo que puede hacer en la montaña, por eso siempre hay que llevar algo de abrigo o chubasquero en caso de previsión de lluvia.
  • La mochila es una buena compañera de entrenamiento: podemos utilizar una mochila específica para guardar ropa de abrigo, agua, gafas o gorra. Teniendo en cuenta que la montaña está alejada del "cómodo" mundo al que estamos acostumbrados, en la mochila podemos llevar todo lo que podemos necesitar.
  • Utiliza los brazos cuando haya pendientes muy pronunciadas: apoya las manos en las rodillas para ayudarte a subir pendientes muy pronunciadas. De esta forma no cargas tanto los músculos de las piernas.
  • Las zancadas deben ser más cortas: sobre todo cuando estamos haciendo una subida y tramos técnicos. Al ser una superficie más inestable, debemos de acortar zancada para dar estabilidad a la carrera.
  • La posición del cuerpo también cambia: correr en montaña hace que la posición del cuerpo vaya variando en función de la subida o bajada. De ahí que un trabajo de fuerza abdominal y lumbar se hace imprescindible para evitar lesiones.
  • No comiences con sesiones maratonianas: el exceso de motivación puede hacer que nos pasemos los primeros días con los kilómetros. Ve poco a poco, incluso corriendo menos kilómetros de los que haces en asfalto. Ten en cuenta que el tipo de pisada y la técnica va a variar en montaña, es "casi" como empezar a correr de cero.
  • Comienza por terrenos poco técnicos: una simple pista por montaña estará bien para comenzar. Sin tramos técnicos que nos exijan saltos o equilibrios complicados. Ve poco a poco, también, en lo referente a la parte técnica.

Imagen | iStockphoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos