Compartir
Publicidad

Cómo cuidar la estética del corredor

Cómo cuidar la estética del corredor
Guardar
7 Comentarios
Publicidad


Más allá de la importancia que damos quienes corremos al desempeño deportivo, muchos de nosotros, sobre todo las mujeres, también deseamos cuidar nuestro aspecto físico, por eso, hoy damos algunos consejos que nos enseñan cómo cuidar la estética del corredor, esta persona que por su actividad necesita algunos cuidados particulares.

En primer lugar si somos corredores debemos cuidar muy bien nuestra piel, protegiéndola de los vientos y el frío en invierno con cremas hidratantes y en verano con un buen protector solar más allá de la hidratación y humectación adecuada. Por otro lado, sobre todo en verano que los pies se vuelven más visibles, los corredores debemos cuidar mucho los mismos de los daños que podemos sufrir en movimiento.

Utilizando un calzado adecuado, que no quede muy estreño y apretado, podemos prevenir las uñas negras que además de ser dolorosas tienen un muy feo aspecto a la vista. Asimismo, con un calzado que no se salga y roce nuestros pies así como con el uso de calcetines que absorban la humedad, podemos evitar el desarrollo de ampollas.

Las rozaduras también pueden lastimarnos y dar una coloración diferente a nuestra piel, por lo tanto, cerca del verano donde brazos y piernas quedan más a la vista, debemos prevenir las mismas usando vestimenta con pocas costuras o empleando vaselina sobre el cuerpo para que el roce no lesione nuestra piel.

Nuestros labios, cabello y ojos también requieren cuidados y sobre todo en épocas de mayor exposición al sol, por ello, la hidratación, el uso de protector solar en labios y de gorros u otras coberturas de la cabeza puede cuidar mucho nuestro cabello así como los ojos, evitando su sequedad y daño.

Con estos consejos no sólo evitaremos lesiones sencillas pero frecuentes entre los corredores, sino que estaremos protegiendo nuestra apariencia física, pues el sólo hecho de correr mejora mucho nuestra forma pero también puede dañar nuestra piel, pies y demás si no somos cuidadosos con ello.

Imagen | Ed Yourdon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos