Compartir
Publicidad
Consejos para conseguir un desayuno 10
Dietas

Consejos para conseguir un desayuno 10

Publicidad
Publicidad

Si eres de los que se levanta con pereza como para sentarse a tomar un buen desayuno a primera hora de la mañana o incluso de los que se le "pegan" las sábanas y vas con el tiempo justo para conseguirlo, hoy te lo ponemos un poco más fácil.

Comenzar el día con un desayuno equilibrado y que nos de energía hasta la siguiente comida puede ser una idea que, además de no llevarte mucho, te ayudará a empezar el día con mejor pie. Sigue estos consejos para conseguir un desayuno 10.

El elegir alimentos con una buena riqueza nutricional no sólo nos hará más llevadera la mañana, sino que nos ayudará a llegar a nuestra siguiente comida sin una ansiedad desbocada por comer todo lo que se nos ponga por delante.

Te contamos algunas ideas para conseguir un desayuno perfecto, que te aporte la energía que necesitas desde la mañana y una cantidad de nutrientes equilibrada, que es en definitiva lo que tu cuerpo necesita.

Incorpora proteínas

Uno de los errores más comunes que tenemos a la hora de tomar un buen desayuno es olvidarnos de incorporar proteína en la primera comida del día. Si además eres de los que te gusta entrenar a primera hora de la mañana, o no te queda más remedio, este consejo a partir de ahora será una obligación.

Incorporar, por ejemplo, un huevo cocido en el desayuno es una buena idea que te va a aportar una fuente de proteína en tu organismo. Del mismo modo, tomar snaks a media mañana que contengan, por ejemplo, un poco de fiambre de pavo puede ser otra buena opción.

No olvides que las proteínas son la gasolina de tu rendimiento físico y muscular. Un buen entrenamiento sin un buen aporte nutricional desde por la mañana no hará que consigas tus objetivos. Apunta proteínas a tu desayuno!

Elige los hidratos que tomas

Saber elegir los hidratos de carbono en nuestro desayuno también hará que consigas el equilibrio perfecto en tu primer comida. Los hidratos simples, como azúcares o harinas, son los hidratos de los que "tiramos" más comunmente en los desayunos.

Acostúmbrate a incluir hidratos complejos, como unos buenos cereales integrales o unos frutos secos a media mañana, que además de aportarnos fibra, aminoácidos y vitaminas, tardarán más en digerirse aumentando nuestro gasto energético.

Incluye alguna fruta

Ya sabemos que en nuestro desayuno tenemos que tomar una dosis de proteínas y saber elegir los hidratos que tomamos, pero ¿cómo completar nuestro desayuno para que sea perfecto? Una pieza de fruta puede ser la solución.

También podemos añadir la fruta a media mañana como tentempié o, incluso si entrenas o practicas ejercicio a estas horas, tomar por ejemplo un plátano puede ser una idea perfecta de fruta que nos ayudará a la recuperación muscular.

Cuidado con los desayunos demasiado salados

Hay quien tiene mucha pereza para ponerse a desayunar y, por el contrario, quien hace del desayuno su gran comilona. Cuidado con pasarse con los desayunos demasiado salados que incluyen, poe ejemplo, embutidos y quesos.

Estos alimentos contienen altas proporciones de sal si los comemos en cantidades elevadas y de manera demasiado habitual. Si eres de los que optas por este tipo de desayunos procura controlarte y elegir opciones bajas en sodio que eviten problemas saludables.

Imagen | iStockphotos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos