La variedad en una comida nos hace comer más

Síguenos

variedad en la comida


Muchas veces, sobre todo en eventos festivos, la oferta de alimentos es muy variada y a pesar de sentirnos satisfechos, cuando nos ofrecen un nuevo bocadillo, no podemos negarnos, es decir, continuamos con la ingesta de alimentos lo que finalmente se traduce en un consumo elevado.

Esta situación se explica mediante el término de saciedad sensoroespecífica, que permite que percibamos saciedad ante un sabor y olor característico, pero al presentarnos un nuevo platillo, con sabor, apariencia y aroma diferente, continuamos comiendo por estimulación hedónica, es decir, por apetito y no por hambre fisiologico. Por eso, la variedad en una comida nos hace comer más.

Aunque la variedad en la dieta es importante para cubrir las necesidades de todos los nutrientes, la misma no debe centrarse en una misma comida, pues cuando nos saciemos de un alimento, continuaremos con otro y así sucesivamente hasta probar un poco de todo, lo que finalmente se traduce en mayor ingesta que si solamente tenemos un sólo plato en la mesa.

Entonces, basándonos en el término de saciedad sensoroespecifica, es importante que exista en nuestra dieta una monotonía en cada comida pero una variedad entre estas. Es decir, en una cena, no será apropiado ofrecer 3 o 4 preparaciones diferentes, pero estos platos si pueden separarse a lo largo del día para contribuir a una dieta variada sin estimular el apetito y comer más de lo que realmente necesitamos.

Cuando asistimos a un local de venta de comidas y allí, se nos permite escoger según nuestros gustos de una amplia y variada gama de preparaciones, es probable que comamos más que si solamente ordenamos un plato de pastas.

Asimismo, ofrecer una carne pero diferentes salsas, puede elevar la ingesta porque cada salsa tendrá un estímulo diferente y por ende, la comeremos hasta saciarnos con ese alimento concreto, cuyo sabor y aroma es específico.

Los ensayos que respaldan esto son muchos y señalan que la ingesta puede aumentar notablemente si en una misma comida tenemos una amplia variedad de sabores, olores, texturas y presentaciones, por ende, mejor concentrar la monotonía en una comida y dejar que la variedad se logre a lo largo de la semana, es decir, monotonía en las comidas y variedad semanal, de manera de influir en la conducta alimentaria y el apetito para no comer más de la cuenta.

Por supuesto, si preparamos cantidades justas de una ensalada con variados colores e ingredientes, no podremos comer más de la cuenta, por lo tanto, no estaría mal si controlamos la cantidad y no nos permitimos el exceso de porciones a comer.

Vía | Consumer
En Vitónica | Factores que debes conocer para calmar tu apetito
En Vitónica | Dieta equilibrada con alimentos de colores
Imagen | Avlxyz

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios