Lograr buenos hábitos alimentarios. Propósito saludable para el 2009

Síguenos

hábitos sanos


Plantearse el propósito de llevar una dieta sana en el 2009 no es tarea fácil, sino que después de los primeros meses del año puede desaparecer el objetivo de nuestra mente. Por eso, lo mejor es consolidar hábitos que propicien una dieta saludable a lo largo del tiempo.

A continuación te daremos unos sencillos consejos con los cuales podrás construir poco a poco unos hábitos alimentarios saludables que permitirán llevar una dieta equilibrada en cualquier momento del año. Sólo debes apuntarlos y tenerlos presente cada día.

  • Controla las porciones: se ha demostrado que con sólo reducir las porciones se puede perder peso, por lo que la cantidad también es importante para llevar una dieta sana.
  • Bebe más agua: intenta reemplazar algunas de las bebidas ricas en azúcares, como refrescos, alcohol o jugos concentrados, por agua y procura no beber menos de 1,5 litros por día.
  • Más fibra: reemplaza algunos cereales por sus versiones integrales, puedes incluir semillas a tu dieta y comer al menos una porción de frutas y verduras crudas para incrementar la fibra en tu alimentación.
  • 5 porciones de verduras y frutas al día: recuerda que una dieta sana y equilibrada incluye verduras y frutas todos los días, en lo posible, de todo tipo y color.
  • Reduce las grasas saturadas y elige las insaturadas: no debes eliminar las grasas de tu dieta, sino que lo ideal es saber elegir. Para ello, recuerda elegir carnes magras, reducir la ingesta de manteca y margarinas y optar por los aceites vegetales, los frutos secos, los pescados y el aguacate como fuentes de grasas sanas.
  • Recupera la comida casera: cocinar en casa y comer en familia es uno de los puntos básicos que contribuyen a llevar una dieta nutritiva y equilibrada.
  • Date un gusto: las comidas que más nos gustan deben estar presentes, aunque si se trata de alimentos poco nutritivos, intenta consumirlos en ocasiones especiales y con moderación, pero no los elimines de tu dieta.
  • Ten cuidado: alejarse de las dietas y productos milagro, asesorarse con un profesional e informarse acerca de nutrición saludable son buenos recursos que te protegerán de los engaños, así como de las dietas que pueden dañar tu salud.


Tener en mente estos sencillos consejos te ayudarán a modificar los hábitos alimentarios en beneficio de la salud. Recuerda que si logras hábitos sanos, tu dieta será sana a lo largo de toda la vida y tu cuerpo te lo agradecerá.

En Vitónica | Reeducación de nuestros hábitos alimenticios para estar más sanos
En Vitónica | Mejor en casa…¡y en familia!
En Vitónica | ¿Dieta para adelgazar o estilo de vida saludable?
Imagen | SXC

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario