Fluososis, el exceso de flúor

Sigue a Vitónica

dientes.jpg

A todos se nos ha dicho desde siempre que el flúor es esencial para mantener un esmalte fuerte y resistente, y lograr así tener unos dientes en perfectas condiciones. Pero como hemos dicho en infinidad de ocasiones en Vitónica, todo debemos utilizarlo en su justa medida, ya que un exceso de flúor puede provocarnos un trastorno dental conocido como fluorosis, que tiene graves consecuencias para nuestros dientes.

La fluorosis es un exceso de flúor en el organismo, que se refleja en los dientes de diferentes maneras, ya que existen diversos rangos de fluorosis. Muchos de los alimentos que consumimos día a día contienen flúor, un mineral que nuestro cuerpo necesita para la formación de algunas partes como los dientes. Por encima de todos destaca el agua, que es el que más cantidades de flúor contiene, y por ello casi siempre se le señala como culpable de la fluorosis.

Para detectar si padecemos fluorosis debemos prestar especial atención al estado de nuestros dientes, ya que éstos experimentan una serie de cambios de un tipo u otro dependiendo de la cantidad de flúor que contengamos. En los casos más leves simplemente aparecen en el diente una serie de pequeñas estrías y líneas que surcan su superficie. Si la dosis es mayor los dientes siguen manteniendo un esmalte fuerte y resistente a la caries, pero presentan manchas opacas blanquecinas o amarillentas. Si tenemos unas cantidades altas de flúor los dientes experimentan un cambio asombroso, y es que el flúor en vez de protegerlos lo que hace es convertirlos en porosos y delicados, cubiertos de manchas marrones y expuestos a los ataques de las caries y a una rápida destrucción.

Es importante que tengamos esto en cuenta y no abusemos del flúor, ya que muchas personas sufren de este trastorno sin saberlo, y simplemente se preguntan qué es lo que les sucede en los dientes si se los cuidan de forma correcta. Si ya sufrimos fluorosis en su estado más avanzado existen algunos remedios que podemos realizar acudiendo a un dentista, que aplicará un tratamiento adecuado para acabar con el exceso de flúor y conseguir que los dientes se vuelvan más claros mediante un proceso de blanqueamiento. A pesar de todo, este tipo de tratamientos con el paso del tiempo tenderán a perder sus efectos y tendremos que repetirlos. En casos muy extremos lo recomendable es la utilización de prótesis.

Imagen | gokce-

En Vitonica | Motivos insospechados de caries
En Vitonica | Apretar mucho al cepillarnos los dientes puede pasarnos factura
En Vitonica | Algunas causas de la sensibilidad dental

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios