Compartir
Publicidad

Decálogo para retomar el entrenamiento tras el parto

Decálogo para retomar el entrenamiento tras el parto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si eres una Vitónica que hace poco a dado a luz, seguramente tendrás fuertes deseos de volver cuanto antes a practicar ejercicio, pero dado que para ello hay que ser precavido, hoy dejamos un decálogo para retomar el entrenamiento tras el parto que te ayudará a volver a tu estilo de vida activo con salud y seguridad.

  • La vuelta al entrenamiento ha de ser gradual, pues es el cuerpo necesita tiempo para recuperarse de todo el costo y esfuerzo que implica la gestación y el parto, por ello, no podemos pretender entrenar como lo hacíamos antes del embarazo.
  • Debemos empezar con ejercicios suaves, de baja intensidad y bajo impacto, como practicar yoga, caminar o nadar suavemente, de manera de no forzar las articulaciones, no exigir demasiado al organismo, no incidir sobre el abdomen en caso de haber tenido cesárea y además, evitar los movimientos bruscos.
  • Realiza series cortas de ejercicios con descanso en medio de cada una de ellas, para que el cuerpo se recupere y tolere eficientemente el movimiento. Puedes comenzar con series de 8 a 10 repeticiones, aunque todo depende de tu entrenamiento previo al embarazo.
  • Fracciona tu entrenamiento en sesiones cortas y evita sesiones largas de ejercicio, ya que de esta forma tu cuerpo se adaptará más rápido, no se sentirá sobreexigido y de paso, podrás acomodarte a la rutina del bebé.
  • Utiliza un sujetador adecuado, para cuidar el pecho y sus tejidos tras el parto. Asimismo, emplea vestimenta cómoda, transpirable y calzado adecuado a tus pies tras el embarazo y el parto, ya que muchas veces la talla de zapatillas se incrementa.
  • trasparto2
  • Controla la frecuencia cardíaca y ante el primer signo de irregularidad en la misma o de cansancio excesivo, frénate a descansar, ya que no es bueno sobreexigir con el entrenamiento a un cuerpo que aun se encuentra esforzándose por la recuperación.
  • Presta especial atención a tus músculos perineales y abdominales, que pueden quedar debilitados tras el parto y recuperar tonicidad gracias a ejercicios específicos como los de Kegel, tras el parto.
  • Hidratate bien antes, durante y después del ejercicio, ya que en esta época de lactancia los requerimientos de agua son superiores y para que no se resienta el organismo y se tolere mejor el esfuerzo, una correcta hidratación resulta fundamental.
  • Cuida tu alimentación, teniendo la precaución de que no falten nutrientes importantes ni tampoco energía para enfrentar además del período de lactancia, la actividad física que realizas.
  • Encuentra el momento para moverte y comenzar a recuperar tu entrenamiento, puedes pensar en sesiones cortas mientras el bebé descansa, sola; o bien, puedes ejercitarte junto al bebé o en el gimnasio. Si tienes los verdaderos deseos, podrás cumplir con este consejo y practicar ejercicio tras el parto

Ya sabes, retomar el entrenamiento tras el parto no es algo fácil de lograr, pero con este decálogo y el asesoramiento de tu médico tratante, puedes lograr una exitosa readaptación al esfuerzo y rápidamente recuperar tu vida activa y sus beneficios.

Vía | Bebés y Más En Vitónica | Cómo volver a los entrenamientos tras el embarazo En Vitónica | Cuándo retomar el ejercicio tras el parto Imagen | Ed Yourdon

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos