Cómo atar correctamente los cordones de tu zapatilla deportiva

Sigue a Vitónica

zapatillas


Todos sabemos que una parte fundamental de correr con seguridad y eficiencia es la vestimenta, y como parte de ésta, juega un rol importante el calzado, por eso, sujetarse adecuadamente la zapatilla al pie es de relevancia si queremos evitar ampollas, rozaduras u otro tipo de lesiones. Para colaborar al respecto te mostramos cómo atar correctamente los cordones de tu zapatilla deportiva.

En un claro video explicativo te mostramos cómo enlazar los cordones y cómo utilizar el segundo agujero del extremo superior que está presente en todas las zapatillas deportivas para alcanzar una buena sujeción. Además, te contamos cómo descubrir si el enlazado está mal realizado y te damos un truco para evitar que ésto suceda.

Cómo podemos ver el agujero superior tiene como función sujetar mejor los cordones de la zapatilla y favorecer el calzado de la misma al pie que debe encontrarse contenido adecuadamente, sin apretar demasiado ni dejando espacio al movimiento o roce constante de la zapatilla sobre la piel.

Por otro lado, la realización del lazo también es importante si queremos que el calzado ajuste adecuadamente el pie y no se desate cuando estamos en movimiento. Para ello, es fundamental la última parte del enlazado de cordones.

Primero debemos cruzar un cordón por encima de otro, a continuación debemos realizar un lazo con uno de los dos cordones, si lo realizamos con el derecho, es decir, con el que se encuentra del lado izquierdo, el cordón izquierdo situado del lado derecho, debe pasar por debajo del lazo para después envolverlo y realizar el nudo. De esta forma, los lazos realizados caerán a los lados de la zapatilla y la sujeción será correcta y equilibrada.

cordones

En cambio, si realizamos el enlazado con el cordón derecho, situado del lado izquierdo y envolvemos el lazo pasando el otro cordón por encima, los lazos pueden quedar torcidos o situados de manera vertical sobre la zapatilla, lo cual indica que la sujeción no es correcta ni balanceada.

En definitiva, no es cuestión de pensar demasiado, sino de cambiar el enlazado si vemos que los cordones no caen a los lados del calzado cuando culminamos de atarlos.

Atar correctamente los cordones de las zapatillas significa favorecer la contención que recibe el pie y por lo tanto, estaremos contribuyendo a reducir el riesgo de lesiones y a un cómodo desempeño en la carrera.

Imágenes | Minarae y Runnersworld
Video | TresDosUnoTV

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios