Refrescos con o sin azúcar ¿cuál es la mejor elección?

Síguenos

latas.jpg

Todos nosotros solemos tomar refrescos a menudo ya que es una buena manera de matar la sed. Este gesto, que es muy habitual en muchos casos, ha suscitado infinidad de discusiones, ya que no sabemos si es mejor decantarnos por los refrescos sin o con azúcar.

En el mercado existen variedades de refrescos edulcorados que nos ofrecen el mismo sabor que los que contienen azúcar, pero sin apenas calorías. Este tipo de bebidas son habituales para muchas personas que las ven como la mejor manera de hidratarse, y por ello es necesario que hagamos hincapié en los beneficios o perjuicios que nos va a brindar un tipo u otro de bebida. Ante todo es importante que no nos acostumbremos a tomar refrescos por norma general.

Los refrescos azucarados contienen en su mayoría altas dosis de calorías. El problema no esta en las cifras, sino en la calidad de las mismas, ya que el tipo de azúcar que se utiliza para la elaboración de estas bebidas es por lo general refinado, algo que va muy en contra de la calidad del mismo. Al refinar el azúcar se convierte en un alimento que nos aporta glucosa que el cuerpo absorbe de forma rápida, es decir, nuestra reservas de glucógeno aumentan rápidamente lo que hace que si no lo consumimos se convierta en grasa.

El principal inconveniente de los refrescos con azúcar es su alto contenido en calorías vacías, ya que la mayoría no nos aporta otro tipo de nutriente. Por lo que no es demasiado recomendado su consumo habitual, pues nuestro peso está en juego, y junto a él la salud de nuestro cuerpo, concretamente del sistema circulatorio, ya que un exceso de grasa es el peor enemigo para las paredes de los capilares.

Del otro lado están los refrescos edulcorados, es decir, a los que no se les añade ningún tipo de azúcar, pero se endulzan con sustancias químicas conocidas como edulcorantes. Este tipo de productos son totalmente artificiales. Sí que es cierto que no nos brindan ningún tipo de caloría, pero por el contrario nos ofrecen el riesgo de padecer enfermedades e incluso cáncer. A pesar de estar permitidos por sanidad, este tipo de edulcorantes pueden llegar a tener efectos secundarios en el organismo.

La forma habitual de actuar de estas sustancias endulzantes es acumulándose en el organismo, pudiendo llegar a provocar trastornos físicos como enfermedades, alergias, intoxicaciones, cáncer… Es por ello importante que no recurramos siempre a los refrescos edulcorados ya que no es la mejor solución. Como alternativa saludable y llena de beneficios tenemos los zumos naturales de frutas, que son un buen refresco bajo en calorías y cargados de vitaminas necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

Imagen | clix

En Vitonica | ¿Cuánto azúcar hay en tu refresco?
En Vitonica | Si no quieres ganar grasa, cuida la ingesta de azúcar
En Vitonica | Bebidas carbonatadas, una opción poco saludable

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios