Moratones espontáneos, ¿por qué aparecen?

Sigue a Vitónica

moraton.jpg

Muchas personas se quejan a veces de que entrenando les aparecen manchas rojas en la piel y moratones sin saber por qué y sin haberse dado ningún golpe conscientemente. La aparición de moratones de manera espontánea tiene una sencilla explicación, y por eso nosotros queremos ver algunos de los motivos por los que aparecen en nuestro cuerpo sin darnos cuenta. En esta ocasión vamos a dar un repaso a lo que podría ser lo más común.

Por norma general los moratones en la piel aparecen al darnos un golpe o sufrir una lesión, ya que se trata de una rotura de un pequeño vaso capilar, que se derrama por debajo de la piel y deja de cara al exterior un color rosáceo pardo que delata que en ese lugar ha ocurrido algo. En el caso de los moratones espontáneos la causa se desconoce, pero casi todos sueles aparecer mientras se está llevando a cabo alguna actividad deportiva sea de la índole que sea.

A priori este suceso no tiene más relevancia que una mera reacción corporal del cuerpo a una serie de estímulos y situaciones que se producen mientras realizamos el ejercicio en cuestión, y es que mientras estamos realizando una actividad estamos moviendo todo nuestro cuerpo y utilizando los diferentes músculos que lo conforman. Estos movimientos ponen en tensión las diferentes partes del cuerpo, algo que será el detonante de los derrames espontáneos.

Esta tensión puede traer consigo una serie de causas como la rotura de un pequeño capilar que hace que la sangre se derrame y aparezca lo que conocemos como moratón. Pero no solo la tensión muscular es la causante de estos moratones involuntarios, sino que las roturas fibrilares también tienen mucho que ver a la hora de aparecer en la piel los antiestéticos y odiados moratones. Cuando las fibras musculares se rompen por la acción del ejercicio o por la realización de movimientos bruscos se libera sangre, causando moratones.

Es cierto que hay personas propensas a padecer esta clase de manchas debido a que tienen unos vasos capilares débiles o que tienen problemas vasculares que a veces se traducen en moratones espontáneos. Por este motivo es recomendable que cuando aparecen acudamos a un especialista para descartar cualquier problema, además de guardar reposo para evitar que esa pequeña hemorragia pueda volver a reproducirse de nuevo a causa del ejercicio y del movimiento.

Imagen | fillito

Deja un comentario

Ordenar por:

7 comentarios