Compartir
Publicidad

¡Cuidado! Algunos medicamentos también pueden contener mucho sodio

¡Cuidado! Algunos medicamentos también pueden contener mucho sodio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El objetivo de reducir la ingesta de sodio aun es tema vigente, pues pese a todas las medidas tomadas, el 80% de los españoles consume más sal de la recomendada cada día. Y si bien las recomendaciones se centran en cuidar la ingesta de alimentos, debemos tener mucho cuidado, pues algunos medicamentos también pueden contener mucho sodio.

Un reciente estudio señala que los medicamentos pueden implicar una gran cuota de sodio para nuestro organismo y concluyó que la ingesta de los mismos incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en comparación con aquellas personas que consumen iguales medicamentos pero con bajo contenido en sodio.

Entre los medicamentos con mayor contenido en este mineral, necesario para el organismo pero peligroso si se consume en exceso, encontramos el paracetamol soluble, tabletas efervescentes de calcio y de zinc, ibuprofeno soluble y metoclopramida (el popular Primperan) con aspirina efervescente.

Se comparó los episodios cardiovasculares de quienes consumían medicamentos con alto contenido en sodio y quienes ingerían los mismos medicamentos sin sodio y se comprobó que los primeros tenían un riesgo 16% superior de sufrir un infarto y 7 veces más probabilidades de desarrollar hipertensión, enfermedad que sabemos, está estrechamente vinculada a la ingesta de sodio.

Aunque el estudio no descartó la influencia de otros factores tales como aquellos asociados al estilo de vida en el desarrollo de episodios cardiovasculares, es claro que si buscamos cuidarnos con la ingesta de sodio, los medicamentos muchas veces pueden entorpecer nuestro trabajo.

Paradójicamente, los medicamentos consumidos de forma crónica y en sus máximas dosis, pueden superar la recomendación de sodio diaria, por lo tanto, el hallazgo resulta importante para que a partir de ahora, no sólo supervisemos los alimentos que consumimos sino también, los medicamentos de tomamos.

Los fabricantes de medicamentos deberían intentar reducir el contenido de sodio en sus productos y al mismo tiempo, se debería notificar al consumidor mediante un etiquetado claro que permita identificar el contenido de sodio en medicamentos tan populares como los antes dichos.

Claramente por una vez que un medicamento rico en sodio entre en nuestro cuerpo no sufriremos problemas, pero sí puede ser riesgoso si de forma crónica y regular debemos consumirlos.

Más información en | BMJ Imagen | Ruth_W

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos