Algunos consejos para empezar de nuevo a entrenar tras las vacaciones

Sigue a

gim

Septiembre es un mes complicado para la gran mayoría de nosotros, ya que significa el final de las vacaciones y el regreso a la actividad habitual. La rutina trae consigo la vuelta al trabajo, al colegio y como no a los entrenamientos. La gran mayoría de nosotros nos hemos pasado el verano inactivos, y eso se nota a la hora de volver a retomar los entrenamientos. Por ello en esta ocasión queremos dar algunos consejos para comenzar e nuevo con buen pie a realizar ejercicio sin lesionarnos con ello.

Muchos de los que regresamos entrenar después de las vacaciones lo hacemos con el sano propósito de retomar los ejercicios y la misma rutina que dejamos cuando nos fuimos. Esto es una locura, ya que por norma general hemos estado más de diez días sin hacer ejercicio, y los músculos lo notan y no están en las mismas condiciones que cuando nos fuimos. Por ello es necesario que sigamos un proceso para acondicionar el cuerpo al ejercicio que vamos a ejecutar a lo largo de todo el año.

Vuelta lenta y relajada

En primer lugar el consejo más habitual para volver a los entrenamientos es poner el cuerpo a punto, y para ello las prisas nunca deben acompañarnos. Es necesario que la vuelta al ejercicio sea lenta y relajada, haciendo que los músculos se aclimaten poco a poco de nuevo a la rutina de entrenamiento. Esta aclimatación conseguirá que evitemos algunos sustos como las sobrecargas musculares que pueden derivar en tendinitis , contracturas o lesiones musculares.

Controlar las cargas

Cuidar el peso a la hora de realizar de nuevo las rutinas de entrenamiento es esencial, y es que se nos puede ir la mano y podemos hacernos mucho daño sin darnos cuenta. Para ello es necesario que las dos primeras semanas por lo menos, seamos capaces de aclimatarnos al ejercicio y las rutinas mediante ejercicios controlados con cargas livianas que simplemente nos sirvan para ponernos a punto y volver a acondicionar los músculos para dar el paso al uso de cargas mayores.

Realizar los mismos ejercicios que cuando nos fuimos

Comenzar a entrenar de nuevo con la rutina con la que nos fuimos es una buena alternativa para ponernos a rodar. No es nada recomendable empezar con ejercicios nuevos que no conocemos, ya que al no estar al cien por cien podemos correr el riesgo de lesionarnos. Es importante y aconsejable que mantengamos esta rutina durante un mes aproximadamente para cambiarla e introducir nuevos ejercicios.

Realizar circuitos

Otra alternativa para empezar es hacerlo mediante un circuito de ejercicios que toquen cada parte del cuerpo y cada grupo muscular en la misma sesión de entrenamiento, y de este modo no forzar ninguno de ellos, sino simplemente acondicionarlos para poder hacer frente a un entrenamiento mucho más completo pasado el periodo de dos semanas que recomendamos para ponernos al día en la sala de entrenamiento.

Estirar

Es muy importante, y no debemos olvidar mantener los músculos libres de tensiones, y para ello los estiramientos son importantes, sobre todo cuando hace tiempo que no entrenamos nuestro cuerpo y no lo sometemos a tensiones. Por ello es necesario que dediquemos el tiempo suficiente a realizarlos. Siempre debe ser así, pero estas semanas de vuelta al gimnasio debemos hacer especial hincapié en ello.

Imagen | DeSales University

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios