Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para volver a entrenar después de las vacaciones

Consejos para volver a entrenar después de las vacaciones
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de nosotros hemos disfrutado de unos días de descanso y de nuevo tenemos que regresar a la vida cotidiana. Por este motivo es importante que nos pongamos las pilas cuanto antes, sobre todo en los entrenamientos, ya que debemos retomar el ritmo habitual aunque de forma progresiva.

A la hora de afrontar de nuevo la vuelta al gimnasio y a levantar peso es importante que sepamos algunos puntos a tener en cuenta para que no acabemos lesionados a causa de una mala ejecución. Después de haber pasado varios días sin realizar ningún tipo de actividad física nuestro cuerpo se encuentra más bajo de forma de lo habitual, por lo que no debemos forzarle a reanudar el ejercicio tal cual lo dejamos antes de irnos de vacaciones.

Para aclimatarnos de nuevo al ejercicio es necesario que realicemos una serie de rutinas de adaptación que se basarán en ejercicios de una intensidad menor a la que estamos acostumbrados, ya que en ningún caso debemos forzar a nuestros músculos y sobrecargarlos los primeros días de regreso.

Hay que tener en cuenta que al no haber realizado ningún tipo de actividad en vacaciones es importante que sepamos que los músculos se encuentran muy relajados y necesitamos volver a estimularlos y prepararlos para el ejercicio y el esfuerzo. Una buena forma de comenzar es realizando largas e intensivas sesiones de estiramientos y calentamiento. Esta fase es la más importante a la hora de entrenar, ya que nos va a preparar los músculos para el posterior ejercicio. Los estiramientos y el calentamiento activarán nuestra circulación y prepararán a las fibras para el esfuerzo que va a suponer el ejercicio.

Debemos dedicar un promedio de 15 o 20 minutos a esta fase preparatoria. Siempre deben ser ejercicios suaves y sencillos para que los músculos se adapten a la perfección. Una vez realizado esto es importante que retomemos la actividad de forma suave y progresiva. Para nada tenemos que comenzar levantando el peso con el que nos fuimos. La intensidad debe ser menor, pues el músculo debe adaptarse de nuevo al entrenamiento.

Es importante que tampoco quememos demasiado el músculo, por ello el número de ejercicios debe ser inferior a los que realizamos habitualmente. Sí que es cierto que el músculo recuerda y se adapta a la perfección a las diferentes condiciones, pero no lo hace de un momento a otro, por lo que tenemos que ayudarle a recordar, y para ello entrenar de esta manera es esencial, durante los primeros días de vuelta al gimnasio.

Incluso podemos ir más allá y no centrarnos al principio en un solo grupo muscular, sino que podemos adaptarnos de nuevo a los entrenamientos realizando pequeños circuitos en los que trabajemos todas las partes del cuerpo para así comenzar cuanto antes a movernos y acelerar el proceso de aclimatación.

Eso sí, no debemos olvidar que los estiramientos antes y después, así como una correcta alimentación para nutrir nuestras fibras es lo esencial para conseguir un óptimo desarrollo muscular evitando carencias y retrocesos innecesarios.

Imagen | amab7

En Vitonica | Vuelta al gimnasio después del verano
En Vitonica | Estiramientos antes y después del ejercicio para mantener los músculos más jóvenes
En Vitonica | Masajes y estiramientos para una mayor calidad muscular

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos